Un beso controvertido

EL BESO3

Ayer se difundió al mundo el fallecimiento del supuesto protagonista del beso icónico fotografiado por Alfred Eisenstaedt, en Times Square, el 14 de agosto de 1945. Muchas personas han pretendido defender en América su protagonismo en la foto de este beso, aunque todo apunta al final a dos con cierta relevancia histórica después de las investigaciones llevadas a cabo. Da igual, al final, porque lo que simbolizaba tenía un gran valor para época de autos: el final de la II Guerra mundial, a través del rendimiento de Japón y la celebración explosiva de este acontecimiento por parte de Estados Unidos.

Pero aquello fue algo más que un beso, analizándolo en el texto y contexto de hoy. La auxiliar de dentista que aparece en la foto, una austriaca judía exiliada en 1939 junto a parte de su familia en América, manifestó en cierta ocasión que aquello no era un beso de amor: “Era simplemente alguien celebrando. No fue un momento romántico”. La BBC (1), entidad a la que profeso un gran respeto manifestó en 2016 que “la revista Time, matriz de Life que cerró en 2000, publicó en 2014 un artículo sobre la historia de la foto. “Mucha gente ve la foto como algo más que una muestra bastante pública de acoso sexual, algo no muy digno de celebración”, escribió la revista”.

El mundo ya no es, afortunadamente, lo que era. Hemos avanzado en la crítica social de este tipo de comportamientos, aunque todavía queda mucho por hacer. Celebremos hoy la paz exclusivamente, aunque las reivindicaciones en defensa de la mujer permitan, en este aquí y ahora, analizar esta foto desde otra perspectiva. Lo doloroso, de verdad, es no recordar los millones de personas inocentes que perdieron la vida en una guerra absurda y de los que nunca supimos nada porque la memoria histórica es muy frágil para estos recuerdos y sus silencios cómplices. Nunca fueron noticia como la foto de Life.

Sevilla, 19/II/2019

(1) https://www.bbc.com/mundo/noticias-37333728