Berlanga vuelve…

placido

Estoy seguro que sí. Entre ayer y hoy, Luis García Berlanga ha vuelto a nuestras personas de secreto, de cada uno, de cada una, no a la de todos, como diría Ortega y Gasset. Crecí en Madrid, como tantas veces he dicho en este cuaderno digital, muy cerca de la realidad cruda que dibujaba Berlanga en sus películas, bordeando siempre la legalidad permitida por la censura del régimen, en obras maestras como Bienvenido Míster Marshall ó Plácido, a la que dediqué dos post específicos en 2008: Plácido…, Azcona y ¡Siente la realidad (ó un pobre) en su mesa!. Fundamentalmente, porque murió en ese año uno de sus amigos del alma, Rafael Azcona, formando una pareja inolvidable para el cine español. Me he sentido siempre un protagonista de reparto, oculto, en muchas películas suyas, porque la proximidad al “mayor espectáculo del mundo” que viví en el barrio de Salamanca, en Madrid, me acercó al neorrealismo español que tan bien retrataban él y Azcona, tanto monta, monta tanto.

Berlanga vuelve, como decía el cartel de Plácido, “con un motocarro, una estrella de oriente y un pobre diablo…”. Hoy ha vuelto a mi memoria de hipocampo, a mi cerebro y a mis sentimientos. Como no sé resolver bien estos momentos que corresponden al tiempo de morir, me refugio en las palabras de continuidad de aquél maravilloso capítulo 3, del libro del Eclesiastés, que tampoco ofreció soluciones a los interrogantes básicos de la vida:

– ¿Qué gana el que trabaja con fatiga, si se demuestra antes ó después que todo es vanidad de vanidades, solo vanidad, algo así como intentar atrapar el viento?

– ¿Qué diferencia hay entre el hombre y el animal si ambos vuelven siempre al polvo?

– ¿Quien guiará al hombre a contemplar lo que hay después de él?

Porque al comienzo del capítulo 4, tal y como se lo hubiera susurrado al oído Rafael a Luis, a modo de guión realizable, la respuesta es contundente por parte de la persona que hace Comunidad (traducción literal de Qohélet/Eclesiastés), cuando todo era silencio sin capacidad de responder ante la adversidad: mejor es caminar juntos que uno solo, porque si te caes siempre habrá alguien que te levante. Muy inteligente. Había resuelto un gran problema para el presente y para el futuro de la inteligencia social de cada uno, sin discriminación alguna. Para asumir, ayer, hoy y mañana, que Berlanga ha muerto, pero vuelve… a levantar nuestras almas caídas, de pobres diablos.

Sevilla, 14/XI/2010

Agenda Digital de Europa, en Andalucía (VI): hacia una economía digital interoperable

INTEROPERABILIDAD

La Comisión Europea intenta divulgar su estrategia digital sobre la economía digital interoperable, abordando preguntas básicas sobre cómo llega a afectar la Agenda Digital de Europa a la ciudadanía, entre las que se incluye la andaluza, y como puede beneficiarla (MEMO/10/199, IP/10/581 y MEMO/10/200). Es un hecho irrefutable que el sector de las TIC “contribuye de manera espectacular al crecimiento de la productividad en el conjunto de la economía europea (la mitad de dicho crecimiento a lo largo de los últimos 15 años estuvo impulsada por las tecnologías de la información y las comunicaciones, véase IP/10/571, y es probable que esta tendencia se acelere)”.

En un documento de especial relevancia publicado en mayo de 2010, Digital Agenda:Investment in digital economy holds key to Europe’s future prosperity, says Commission report, se detalla el grado de prosperidad de España en esta vertiente productiva, ofreciendo los siguientes datos:

“El despliegue de la Sociedad de la Información en España está progresando, pero todavía hay margen de mejora. El Plan Avanza está produciendo un cambio de mentalidad entre los ciudadanos y las empresas españolas, de modo que las TIC son vistas, cada vez más, como elemento crucial para el desarrollo.

El Plan Avanza -con más de 12 millones de euros invertidos en 5 años- ha producido resultados visibles:

• El uso de Internet por parte de los ciudadanos se ha incrementado notablemente junto al número de empresas españolas que tienen una conexión de banda ancha.
• El 99% de los colegios están equipados con recursos TIC.
• La telefonía móvil de tercera generación (UMTS) tiene más de tres millones de usuarios.
• En salud electrónica (e-Salud), el 97% de los médicos de atención primaria tienen acceso electrónico a las historias de sus pacientes y la infraestructura TIC se ha actualizado en más de 6.000 centros médicos.
• En relación con la administración electrónica, más de 11 millones de ciudadanos han recibido el Documento Nacionales de Identidad (DNI), electrónico, para acceder a alrededor de 2.500 servicios públicos a nivel nacional, regional y local.

Además, España está muy avanzada en el desarrollo de la Televisión Digital Terrestre (TDT), alcanzando una cobertura del 98,35% de la población. Con el fin de consolidar y avanzar en el despliegue de las TIC en los distintos sectores, el Gobierno ha prorrogado el Plan Avanza hasta el año 2015. De esta forma, el Plan Avanza2 se centrará más en estimular la demanda y concentrar los recursos en un número limitado de acciones para fortalecer su eficacia.

Banda Ancha

La cobertura de ADSL en España está cercana a la media, pero la penetración de banda ancha se mantiene muy por debajo de la media europea. Hubo pocos avances en 2009. La conectividad de los hogares es más baja que el promedio, tanto para la banda ancha como para el total de conexiones a Internet. Las empresas, por el contrario, están mejor conectadas: España ocupa el puesto segundo lugar en la UE. El 89% de las suscripciones de banda ancha tienen una velocidad de al menos 2 Mbps. España también tiene una buena puntuación en los indicadores de conectividad inalámbrica: la asimilación de la red 3G a Internet en los teléfonos móviles es la quinta más alta en la Unión Europea, mientras que el uso de Internet inalámbrica en los portátiles está en una posición cercana a la media comunitaria (17%).

Utilización de Internet

Los ciudadanos españoles no son grandes usuarios de Internet. Las acciones de los usuarios habituales de internet y con alguna frecuencia entre la población, están muy por debajo de la media de la UE, ambas en el puesto 20. Además, el 36% de la población nunca ha utilizado Internet. El disfrute de los servicios de Internet se mezcla. Mientras que algunos servicios tienen un registro inferior a la media, otros servicios tales como la lectura de periódicos y revistas en línea, descargar/escuchar música y/o ver películas, hacer cursos en línea, y búsquedas de información sobre educación, formación o cursos, alcanzan tasas superiores a la media.

La administración electrónica

España ha demostrado un progreso constante en la mayoría de sociedad de la información y de los indicadores de la administración electrónica. Sin embargo, el acceso a Internet mediante banda ancha, así como su uso, siguen siendo bajos, afectando muy probablemente al uso de la administración electrónica por parte de los ciudadanos y, en particular, por las empresas. Sin embargo, los indicadores de oferta muestran que España está ahora por encima de la media de la UE en la facilidad de uso, disponibilidad y sofisticación de los servicios en línea. La política de Administración electrónica forma parte de la política de sociedad de la información, que se alinea con la política de la Unión Europea i2010. Las actuaciones jurídicas de ordenación administrativa en este ámbito, proporcionan la base para la reforma administrativa. España es también un contribuyente activo a los proyectos de la UE.

Investment in digital economy holds key to Europe s future prosperity

Fuente: Investment in digital economy holds key to Europe’s future prosperity, says Commission report, pág. 56s.

Con estos datos, extraídos del informe anteriormente citado, Investment in digital economy holds key to Europe’s future prosperity, says Commission report, es lógico que la Agenda Digital de Europa, aborde el problema base de la falta de interoperabilidad actual, como elemento transcendental en cualquier política avanzada de Gobierno electrónico, en el esquema que vengo defendiendo desde la primera serie en torno al este constructo: “En un mundo ideal, los servicios y dispositivos digitales trabajarían y se comunicarían unos con otros de manera perfecta. Sin embargo, hoy día la situación no es esta. Existen muchos dispositivos e interfaces de software que no interoperan todo lo bien que podrían, lo que conduce a una fragmentación de los mercados y a una falta de competencia. También existen procesos de normalización que no siempre siguen el ritmo del cambio tecnológico. Al combinarse, estos problemas dificultan el uso integrado de las tecnologías y hacen que los servicios en línea, incluidos los servicios públicos, sigan obligando a menudo a los usuarios a trabajar con software o con dispositivos particulares, lo que se traduce en un riesgo de dependencia de un fabricante y en unos precios más elevados. Estos obstáculos impiden también que la industria de fabricación desarrolle productos y servicios innovadores y pueden bloquear el crecimiento económico y la creación de empleo, que tan necesarios resultan actualmente”.

Es una tarea ardua la que queda por delante, pero si declaramos que la Agenda Digital de Europa, en España, en Andalucía, es una auténtica fuente de derechos ciudadanos, hay que superar las declaraciones en torno a esta estrategia en términos meramente mercantiles, es decir, hay que transferir poder a la ciudadanía, mediante políticas de empowerment, que no pueden venir por otra forma que por establecer ordenación administrativa al respecto (véase la Acción clave 5 de la Agenda Digital de Europa, que figura a continuación), no debiendo quedar en meras declaraciones políticas sin respaldo jurídico-administrativo alguno: “Para hacer frente a estos problemas, la Agenda Digital prevé una revisión de la política de normalización de la UE antes de que finalice 2010 que, en particular, aborde la necesidad de que la normalización europea de las TIC avance al compás de la rápida evolución de los mercados tecnológicos. Además, la Comisión publicará orientaciones sobre las reglas para la fijación de normas, la contratación pública de soluciones de TIC y la interoperabilidad”.

ACCION CLAVE 5

Fuente: COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO, AL CONSEJO, AL COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO Y AL COMITÉ DE LAS REGIONES. Una Agenda Digital para Europa, pág. 17s.

Sevilla, 6/XI/2010