Mi cumpleaños

Sabía que tenía una cita con la vida y no me quedaba más remedio que acudir a la misma aunque fuera tarde. Me habían llamado a la puerta de mi existencia cincuenta y nueve ocasiones y siempre me había ilusionado saber que alguien se preocupaba de recordármelo. Había aprendido en mi infancia que el al-manaque (con guión) había que cuidarlo, porque aunque siempre desprendías una hoja del mismo (de eso sabe mucho la generación MYRGA), el tiempo permanecía en su obligación de recuerdo y a diferencia de la pizarra de Madrigal, en Umbrete (Sevilla), que conocí en los años sesenta, cuando apuntaba los días que quedaban para la siguiente romería del Rocío, la tiza no me permite programar la cuenta atrás personal.

Solo tengo constancia de que hasta ahora he podido vivir cincuenta y nueve años y nueve meses de gestación, que traducido en meses, días, horas, minutos y segundos parece apasionante desde la visión cuantitativa de la vida: 717 meses, 21.805 días, 523.320 horas, 31.399.200 de minutos y 1.883.952.000 de segundos. Esta última cifra me resulta fascinante porque traduce la inmediatez, la proximidad de la medida del tiempo más inmediata, al pensar detenidamente que he tenido la posibilidad de ser en una cantidad aproximada de casi dos mil millones de ocasiones.

Soy inmensamente rico. Miro a mi alrededor y conozco que cada segundo pierden la vida millones de seres humanos y, como siempre, los más desfavorecidos. Creo que hoy, más que nunca, recobra toda su intensidad el hilo conductor de este cuaderno, aunque me permita hoy una pequeña licencia: mi mundo de secreto solo tiene interés hacia adelante… Es lo único que podría escribir de forma digna en la pizarra que mantengo escondida en mi caja de secretos, con permiso de Madrigal, al que tanto respetaba en su generosidad para que fuéramos felices, mirándonos con cara de niño malo cuando escribía la cuenta atrás de su Rocío.

En Sevilla, a 7 de junio de 2006, dedicado a todas aquellas personas que me han permitido ser en el mundo. También a Macarena y Ricardo.

A %d blogueros les gusta esto: