No, simplemente no

NO, La Película – Trailer Oficial from Fabula on Vimeo.

He vuelto a tomar contacto con la película “No”, porque la han puesto a la venta recientemente en DVD. Todavía no la he visto, pero he leído muchas referencias sobre su extraordinaria calidad, con los relatos de fondo de un autor muy querido para mí, Antonio Skármeta. La película relata la campaña del plebiscito en Chile de 1988, donde triunfó el No: “La franja publicitaria en televisión fue decisiva para el triunfo de la opción No en el plebiscito de 1988. La campaña tenía como objetivo mostrar la opción del No como alternativa válida para enfrentarse a Pinochet, que encabezaba la opción del Sí. En el plebiscito, llevado a cabo el 5 de octubre de 1988, venció la oposición: del total de votos escrutados, el Sí obtuvo el 43,01% y el No, el 54,71%”.

Estamos viviendo momentos muy difíciles en nuestro país, en nuestra Comunidad autónoma, donde la dictadura del desencanto se está instalando en la sociedad que comparto día a día y creo que ha llegado el momento de decir No a muchas situaciones que nos rodean a diario, para no participar en silencios cómplices que no contribuyen a avanzar en caminos acordes con las necesidades que necesitamos compartir con aquellas personas a las que respetamos y queremos, porque:

– No somos todos iguales
– No somos todos corruptos
– No todos dejan de creer en la democracia
– No todos roban
– No todos creen que la política no sirve para nada
– No todos los políticos son iguales
– No todos pasan olímpicamente del sufrimiento de los demás
– No todos van a lo suyo
– No todos defraudan
– No todos eluden el IVA
– No todos vamos en el mismo barco
– No todos decimos al final lo mismo
– No todo es responsabilidad del Gobierno correspondiente
– No todos…

Hay que decir bien alto y claro que No estamos dispuestos a guardar silencio, porque otro mundo es posible, otra Andalucía es posible, otra Administración Pública, también… es posible. La política del inconformismo activo necesita decir que No a la afirmación extendida de que esto no tiene solución, porque la tiene. No existen soluciones mágicas, pero siempre ha funcionado muy bien la toma de conciencia de que cada uno, cada una, tiene que ser responsable de su No a lo que corresponda. Un No personal e intransferible, sin echar la culpa sistemáticamente a los demás o esperar a que los demás lo solucionen todo, como si yo fuera un anónimo en esta aventura.

Silencios cómplices, ¡No!.

Sevilla, 11/VIII/2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s