Antonio López

Ayer sentí la necesidad de retomar la copia que estoy haciendo de un dibujo de Antonio López que me fascinó desde que conocí su existencia. Es una instantánea de la casa de su tío Antonio López Torres, en Tomelloso (Ciudad Real), que juega admirablemente con la luz a pesar de los claroscuros del conjunto y que está fechada en 1972-1975, como muestra de su laborioso realismo onírico. Trabajé mucho las tulipas de la lámpara, el cableado difuso de la pared, la puerta abierta, el negro distante del mueble platero y la difícil composición geométrica de la solería de las habitaciones contiguas. Desde hace un año y tres meses no he vuelto a coger el lápiz, la regla para medir las proporciones de cada loseta, la goma impertérrita, el papel de seda que cubre el dibujo en potencia, hecho con dedicación para mi hijo Marcos, al que quiero ofrecerle un trabajo concienzudo, serio, trazado en horas de dedicación a él, como símbolo de una vida llena de contrapuntos diarios por la propia contradicción de vivir contracorriente, pero con pasos hacia delante, tal y como los dibuja Antonio López en el paso firme de su tío Antonio.

Ayer sentí la necesidad de continuar la obra iniciada. Un reportaje precioso en el suplemento “Domingo” de mi periódico de cabecera, El País, “El hombre que dio el pincel a Antonio López”, llamó a una puerta de mi cerebro para recordarme que tenía una tarea pendiente: culminar un dibujo de Antonio López en homenaje a su tío Antonio López Torres, mentor y maestro, el luchador solitario, tal y como lo definió el lunes 26 de junio, al recibir el Premio Velázquez de Artes Plásticas, por toda su obra, en la sala Velázquez del Museo del Prado. Por un lado me permite hacer también un homenaje a tío y sobrino, con la humildad de un lápiz Staedler HB2, de una goma Rotring rapid-eraser B20 y lo más maravilloso, de una hoja de papel holandés Van Gogh (Talens), sin impurezas de madera, de 30×42 centímetros y de 160 gramos por metro cuadrado. Por otro, me permite estar cerca de la inteligencia creadora y sencilla en la que creo firmemente aunque a veces tenga que dibujarla en vida.

Sevilla, 3/VII/2006

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s