Gracias, Profesor Marina

jose-antonio-marina2.jpg
José Antonio Marina: fotografía (detalle) recuperada de su página web oficial: http://www.joseantoniomarina.net/main.asp?pagina=0, el 13 de octubre de 2007.

Ayer recibí un comentario precioso de José Antonio Marina a un post reciente que llevaba por título Educación para la ciudadanía, para ESO (VII): otra felicidad es posible, con el que finalizaba el análisis comentado en este cuaderno de bitácora, de su libro Educación para la Ciudadanía, publicado en SM, junto a los dos post anteriores: Educación para la ciudadanía, para ESO (VI): obligatoriamente obligados a resolver conflictos a través de la inteligencia y Educación para la ciudadanía, para ESO (V): aprender a ser feliz. Al ser un comentario, considero que con independencia de que figure en su lugar de destino, el citado post, debía traerlo a este espacio del carpe diem, como homenaje a su persona, figura y representación social, acreditada por una dilatada posición de servicio a la sociedad, desgranada en su obra escrita y comentada. Y hablada. Y sentida.

Agradezco al Profesor Marina, un auténtico Maestro, su deferencia, y me siento honrado con su amistad y sus palabras tan cercanas de colaboración y respeto mutuo. Es una forma hoy de entregar a la Noosfera próxima y asociada, a las personas que embarcan casi a diario en esta “Isla Desconocida” (el barco preferido por Saramago), sus palabras, en la seguridad de que se inicia un largo viaje con él hacia alguna parte: la que nos ilusiona buscar desesperadamente y encontrar todos los días, para ser felices. Utilizando la inteligencia personal e intransferible que él, de forma magistral, nos la ha descubierto también, salvando la tautología, como isla desconocida.

Maravillosa paradoja. Estas son sus palabras:

Querido amigo: Quiero agradecerle su comentario. He intentado que el libro de texto fuera animoso y alegre, que reflejara la emoción y la responsabilidad que siento ante el Gran proyecto humano. Muchas veces he pensado que no he aprovechado suficientemente la gran oportunidad de dirigirme a miles de adolescentes. Si se le ocurre algo que pudiera mejorar el libro en ediciones siguientes, le ruego que me lo diga. Usted me trata como un amigo y, desde luego, me honra esa amistad. Un cordial saludo. JAM

Se me ocurre ahora esta entrega de sus palabras a las personas cercanas, en la seguridad de que por mi parte tiene reservada siempre su hoja en blanco en este cuaderno compartido, para que pueda decir, cómo y cuando quiera, y en el marco del simbolismo de Ítalo Calvino, cosas especiales. Las he escrito hoy, se escribieron ayer (en formato libro y comentario), con la misma calidad que nacieron para miles de adolescentes y para la adolescencia que casi todas y casi todos llevamos dentro, y que simbolicé en el post Marcado: “Salieron al exterior de la vida. El poeta argentino, Porchia, lo ha definido muy bien: espero que se reciban estas palabras con la misma calidad que yo las he entregado. Son las cosas “marcadas” por la revolución digital, por supuesto”.

Sevilla, 13/X/2007

Un comentario en “Gracias, Profesor Marina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s