Hay que utilizar el cerebro para afrontar la crisis

AGORA TALENTIA

Todos y todas hablamos de la crisis que nos rodea (del latín crisis, y éste del griego krisis, juicio, decisión), que nos cerca en el día a día. Como miembro activo de la Noosfera, he localizado en 0,04 segundos “187.000.000 de crisis” [sic] en Google, a las 21 horas y 26 segundos del sábado 7 de febrero de 2009, es decir, existen ciento ochenta y siete millones de búsquedas en Internet en las que figura, de una ú otra forma, la palabra “crisis”. Si quieren, es un juego de palabras, pero su alcance es muy importante: la palabra interesa mucho al mundo Internet. Esta oferta es desbordante. Yendo a territorios más próximos, descubro que cuando concreto la búsqueda mediante la expresión “la crisis en Andalucía”, la localización se reduce a 904.000 resultados, en el argot de Google. Y siguiendo el discurso de detective digital, busco algunas respuestas científicas en el afrontamiento de esta realidad, la crisis, intentando centrar posibles respuestas a la misma en las estructuras cerebrales, encontrándome con “resultados” esplenderosos, más de un 1. 530.000 y con una búsqueda atractiva, localizando una referencia que me parece sugerente en los tiempos que corren: Cerebro contra crisis, eje del foro mundial del talento. Solucionar la crisis utilizando el cerebro (Ésta es la meta del Primer Foro Mundial ‘Ágora Talentia’ [http://www.agoratalentia.es/], organizado por el Gobierno de Navarra, que se celebrará los días 11 y 12 de febrero en Baluarte. En este encuentro bienal, unos 350 expertos internacionales en diferentes ámbitos ofrecerán un ciclo de conferencias seguido de un debate. El objetivo es el desarrollo del talento como herramienta para “cambiar el modelo económico”, dijo Enrique Mulder, comisario del foro. Una de las claves para conseguirlo es “ver cómo interactúan empresa, familia, sociedad y escuelas y conseguir que haya una mayor coordinación entre estos agentes”, comentó Mulder. “En la globalización, no se consigue prosperar a través de materias primas, tecnología, sino por la inteligencia humana”, afirmó. Sir Ken Robinson, un líder mundial en la educación y los negocios, Richard Florida, escritor y columnista del New YorkTimes, y Sam Lipson, director de Salud Ambiental de Cambridge serán algunos de los expertos invitados).

Me ha sobrecogido un posible conductor del encuentro: Solucionar la crisis utilizando el cerebro. Estoy plenamente de acuerdo con este desideratum: tenemos una oportunidad en la nueva era que se abre paso en el mundo convulso: recurrir al cerebro, a la inteligencia aplicada, como estructura integradora de la búsqueda de soluciones a la crisis. Basta una lectura pausada de la importancia del conocimiento, del principal recurso humano para abordar este desorden mundial, para comprender que es muy probable que se produzca una convulsión en el mercado de los valores del mercado, valga la redundancia, descubriendo que el cerebro humano es el único recurso capaz de ordenar el caos real en el que se desenvuelve el mundo, a trancas y barrancas. Y el secreto no está en el dinero, en sí mismo, ni en la producción, sino en la nueva forma de entender la inteligencia que se muestra como talento para resolver los problemas latentes y manifiestos. Y, obviamente, recomiendo la lectura pausada de los post que he escrito a lo largo de tres años en este cuaderno de derrota, dedicados a las estructuras básicas del cerebro, para comprender de forma sencilla por qué es la base de la inteligencia que nos permite ser más libres, controlar cualquier tipo de crisis y situarnos ante el gran dilema de la felicidad humana: conocer la existencia y tener libertad para tomar decisiones. Conocimiento y libertad para dar respuesta a la crisis, a cualquier crisis, que nuestros antepasados del país siempre entendieron desde 1729 como “el juicio que se hace sobre alguna cosa, en fuerza de lo que se ha observado y reconocido acerca de ella” (RAE A 1729 (Pág. 661,1).

Lea el programa del encuentro citado anteriormente, sobre talento en la era de la crisis del conocimiento. Los “resultados” del mismo, próximamente en este salón virtual, una vez que se clausure el Foro y sepamos, por ejemplo, que el futuro depende del talento propio y asociado, porque la solución a la crisis está mas cerca de lo que a menudo creemos, porque quizá vive en la puerta de al lado… Desde luego, en nuestro cerebro individual y conectivo, en un descubrimiento que puede durar un milisegundo vital. También, mediante la inteligencia digital en la aldea global.

Sevilla, 7/II/2009

Un comentario en “Hay que utilizar el cerebro para afrontar la crisis

  1. Supongo que para que el cerebro pueda dar todo de sí mismo también es necesario plantarse en un territorio creativo.Es lo que cita también Tom Wolfe sobre Huxley… Igual hemos llegado a liberar las barreras de la percepción de una manera sana, de una manera 2.0 Quizás todo ese “ponche de ácido lisérgico” sea la blogosfera que la covertirá a su vez en la noosfera.

    p.s Resultados 1 – 10 de aproximadamente 1.280.000 de Crisis en Euskadi. (0,15 segundos) …

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s