Armstrong, niño de la luna


Dedicado a Neil Armstrong, aquél americano en la luna, que hizo posible creer en la innovación y en el progreso, en una España que tenía helado el corazón.

Pertenezco a la generación que escuchó a Jesús Hermida la narración de la llegada de Neil Armstrong a la luna. Era de noche y mi abuela desconfiaba de todo lo que estaba viendo: ¡Hermida es así de fantástico!, decía tan tranquila. Y todos nos deshacíamos en esfuerzos para entender aquello que nos superaba, más que a mi abuela a decir verdad, todavía en una película de blanco y negro. España vivía un mes de julio muy caluroso desde el compromiso político. A lo más que aspirábamos a mi edad era a no estar en la luna y, sobre todo, a no pedirla, como se decía en mi casa si algo era desproporcionado.

Yo no estaba en la luna, porque al día siguiente me iba a atender a los familiares de enfermos del Hospital de las Cinco Llagas, para invitarlos a dormir y asearse, en una habitación limpia, de un piso que había alquilado la asociación a la que pertenecía, para entregarles dignidad como personas, a pesar de que fueran pobres de solemnidad, como se decía en aquella época. Estaba de vacaciones, y cogía un autobús desde de Valencina de la Concepción a Sevilla, ida y vuelta, con una misión posible, muy terrenal por cierto.

Aquella noche de 20 de julio de 1969, la voz trémula y engolada de Hermida, muy americano él, nos hizo muy cercana la llegada del primer hombre a la Luna, algo que se nos escapaba a los que estábamos muy cerca de la Tierra, en su difícil día a día, luchando por cambiar un país que vivía aquello como el mundo del nunca jamás.

Y al cabo de los años, recordábamos a la luna con una canción que Ana Torroja, del grupo Mecano, nos dejó para la posteridad, haciéndonos comprender que la Luna, a pesar de la visita de Amstrong, estaba sola, “quería ser madre”, y no respondía, muy celosa ella, cuando se le preguntaba, de forma más desafiante que el astronauta lo pudo hacer, aquello de:

Luna quieres ser madre
y no encuentras querer
que te haga mujer.
dime, luna de plata,
qué pretendes hacer
con un niño de piel.

Y la luna lo tenía muy claro. Un día no muy lejano, ese niño estaría muy cerca de ella porque nadie entendió el conjuro de una gitana, desafiante ella, ya estuviera en fase menguante o llena, o detectara una atrevidas huellas humanas de un tal Armstrong en su suelo:

Y en las noches
que haya luna llena
será porque el niño
esté de buenas.
y si el niño llora
menguará la luna
para hacerle una cuna.

Sevilla, 26/VIII/2012

Charanga y pandereta

Estamos pasando momentos muy difíciles en España que recuerdan el contenido del poema de Machado dedicado a Roberto Castrovido, El mañana efímero, cuando se cumplen cien años de su publicación. Basta repasar las noticias del día de hoy, entre las que se encuentra la restauración del “Ecce Homo” de Borja (Zaragoza), para traer a colación fragmentos de un poema grabado a fuego en mi juventud, La España de charanga y pandereta, y publicado en el libro citado anteriormente: “esa España inferior que ora y embiste / cuando se digna usar de la cabeza, / aun tendrá luengo parto de varones / amantes de sagradas tradiciones / y de sagradas formas y maneras;…”, “El vano ayer engendrará un mañana / vacío y ¡por ventura! pasajero….” y la definición multisecular por excelencia, “La España de charanga y pandereta / cerrado y sacristía, / devota de Frascuelo y de María, / de espíritu burlón y de alma quieta…”). Ante este panorama bastante desolador, Machado grita también a los cuatro vientos, pautas de actuación basadas en su propia historia: “Mas otra España nace, / la España del cincel y de la maza, / con esa eterna juventud que se hace / del pasado macizo de la raza. / Una España implacable y redentora, / España que alborea / con un hacha en la mano vengadora, / España de la rabia y de la idea.”.

La mera lectura completa del poema permite sacar hoy bastantes ideas fuerza para actuar, conociendo a fondo la estructura del mismo, no inocente por cierto. Así lo he encontrado en la noosfera, como respuesta muy actual a un requerimiento de compromiso activo sabiendo donde estamos, de dónde venimos y hacia dónde vamos: “Esta composición estrófica (libre, no coaccionada por una estructura fija) ayuda al poeta a ese carácter de exhortación rabioso, de sermón intenso, que quiere comunicar contra la postración del país. Se podrían constituir tres partes: En los primeros 6 versos (primer punto y aparte) representa una España sumida en los tópicos y ahogada por la religión qué algún día habrá de desaparecer. Una segunda parte, comprendida por diferentes puntos y aparte y que abarca los 19 versos siguientes. En ella, Machado piensa que la España que venga posteriormente no será mejor que la anterior porque todavía queda mucho tiempo para que cambie, e insiste en algunos de sus vicios. Por último, en la tercera parte del poema (los últimos 8 versos), el poeta andaluz concluye con que, por fin, algún día, llegará una España fuerte y redentora con ideas nuevas”.

La Parábola cantada por Juan Manuel Serrat, que tengo grabada en mi memoria de hipocampo y que abre este post, en una actuación especialmente entrañable que he localizado, gracias a Internet, en Santiago de Chile (1969), me permite seguir pensando que otro mundo es posible, descubriendo islas desconocidas por doquier, que somos nosotros cuando nos salimos de nosotros mismos para encontrarnos a nosotros y también a los demás, haciendo jardines junto al mar, porque nos hacemos jardineros, aunque cuando llega el momento nos tenemos que ir por esos mares de Dios, en busca de las islas desconocidas que todavía nos quedan por descubrir.

Sevilla, 25/VIII/2012

Palabras para Samia

SAMIA
Samia Yusuf Omar

La verdad es que desconocía su existencia. Pero la noticia de su muerte en el mar, dada oficialmente en estos días como desaparecida al zozobrar el cayuco en el que viajaba desde Libia a Italia hacia una parte soñada, que buscaba Occidente para alcanzar una vida diferente, no me ha dejado tranquilo.

He leído hoy un post, La atleta somalí que corrió entre todos los infiernos, que me ha ayudado a conocerla mejor, aunque es una experiencia desgarradora leer su joven trayectoria inhumana. Me imagino cómo le sonarían los aplausos en su carrera en Pekín (2008), a pesar de llegar la última y diez segundos después que sus competidoras.

No era ni la más alta, ni la más fuerte, ni la más rápida, es decir, corría por las antípodas del espíritu olímpico en estado puro. Pero demostró que el afán de superación es capaz de permitirte participar en muchas carreras de la vida, aunque llegues tarde. Y triunfar, finalmente, aunque en este caso es estremecedor leer e interiorizar lo ocurrido. Por eso sigo luchando para construir otro mundo, que es posible, aunque a veces llegue también tarde en determinadas carreras existenciales que otros preparan mejor.

Gracias Samia por tu ejemplo, impresionante, demoledor, con un sentimiento de culpa si no hacemos, no hago, todos los días algo más por los emigrantes aquí en Sevilla, sin ir más lejos, que también sueñan como tú en alcanzar orillas legítimas, en la clave que escribí un día como top mente. No te olvidaré cuando tenga que interiorizar el espíritu de lucha sin descanso y superar la carrera en la calle que me corresponda correr en mi mundo público, de todos, y en el de secreto.

Sevilla, 21/VIII/2012

Las buenas ideas: innovación y creatividad

STEVEN JOHNSON
Steven Johnson

He finalizado la lectura de un libro de verano, Las buenas ideas, de un autor al que sigo atentamente en los últimos años, Steven Johnson, después de haber conocido su obra extraordinaria sobre la sociedad emergente y sobre la que ya escribí un post en 2006. Estoy muy preocupado, como miembro del Club de las Personas Dignas, en la construcción de una sociedad próxima basada en la regeneración ética de los valores característicos de las personas, comenzando con el conocimiento básico de la inteligencia, como superestructura humana determinante y alojada en el cerebro, que se desarrolla a través de estructuras cerebrales de las que todavía sabemos más bien poco.

El libro es extraordinario para quien quiera conocer cómo se generan las buenas ideas y cómo todos estamos implicados en la innovación y en la creatividad, demostrando que es un motor imprescindible para que las personas comprendamos bien cómo nos podemos mover en el terreno de las ideas que nos permiten hoy ser más felices y aprender sobre todo de la naturaleza sabia, poniendo cada cosa en su sitio. Las referencias permanentes del autor a los arrecifes y atolones coralinos, son una muestra que no voy a desvelar ahora, pero que le invito a conocerla porque disfrutarán al menos tanto como yo lo he hecho.

Steven Johnson propone siete pautas para conocer bien el misterio de la innovación y de la co-creación: lo posible adyacente, las redes líquidas, la corazonada lenta, la Serendipia o el hallazgo feliz, el error, la exaptación [sic] y las plataformas. Cada una de ellas se exponen con una lucidez que te embauca en su lectura. Posteriormente, concluye el autor con una reflexión bajo el título “El cuarto cuadrante” que les sorprenderá, con una calidad sublime, al abordar la necesaria libertad de las ideas y de su permeabilidad social, con motivo de una discusión sobre patentes, es decir, las ideas con barreras. Cuenta Steven Johnson un episodio ocurrido en Boston, sobre una presunta violación de una patente de un molino mecanizado. Ocurría en verano de 1813. El demandante se dirigió a Thomas Jefferson, ya en situación de retiro político, como inspector de patentes, respondiendo el 13 de agosto con una contundencia técnica, jurídica y filosófica que no tiene desperdicio. Pero lo que me ha llamado poderosamente la atención, son las palabras de Jefferson sobre la libertad de las ideas, el conocimiento libre, que reproduzco literalmente a continuación:

“La propiedad estable es un don de la ley social, que se concede ya muy avanzado el progreso de la sociedad. Sería por tanto curioso el que una idea, la fermentación de un cerebro individual, se quisiera reclamar, por derecho propio, como propiedad exclusiva y estable. Si algo es, por naturaleza, menos susceptible que las demás cosas a la propiedad exclusiva, es la acción del poder pensante que llamamos idea, que el individuo puede poseer en exclusiva mientras se la guarde para sí, pero que, en el momento que la divulga, fuerza a ser posesión de todos, e impide que su receptor se deshaga de ella. Su carácter peculiar reside asimismo en que nadie la posee menos, porque todos la poseen en su totalidad. Aquél que recibe de mí una idea, recibe una instrucción que en nada merma la mía; de igual modo que quien se ilumina gracias a mi idea, toma esa luz sin oscurecerme a mí. Parece peculiar y benevolentemente diseñado por la naturaleza el que las ideas se expandan en libertad, de uno a otro, por todo el globo, para la instrucción moral y mutua del hombre y para mejorar su condición, y de ahí que la naturaleza las haya creado, como el fuego, expandibles sin límites por el espacio, sin que en ningún momento pierdan densidad; y, como en el aire que respiramos, nos movemos y mantenemos nuestro ser físico, incapaces de quedarse confinadas o de someterse a una apropiación exclusiva. Las invenciones, por naturaleza, no puedes ser sujetos de propiedad”.

Finaliza el libro con la exposición de 189 innovaciones principales, en una cronología que comienza en 1400 y finaliza en 2000, es decir, a lo largo de siete siglos. Cualquiera de ellas producen admiración, en el sentido más primigenio dado por Aristóteles en un griego impecable, cualidad que solo es atribuible a los seres humanos: el hombre, hoy diríamos “el ser humano”, solo él, es capaz de admirarse de todos las cosas. Creo que es una razón de estado para generar ecosistemas de innovación.

He tomado muchas notas, siguiendo su recomendación, en mi cuaderno de citas, para su aplicación práctica en la Administración Pública que tiene que implantar una determinada Política Digital, sobre la privacidad y la vertiente pública, abierta, dado que se puede nutrir muy bien de esta ideas expuestas por Steven Johnson: “[…] la vertiente que más me interesa es la pública, porque los gobiernos y demás instituciones no mercantiles han sufrido mucho por culpa de esa lacra para la innovación que son las burocracias verticales. Hoy, esas instituciones tienen la oportunidad de alterar radicalmente la forma en que promueven y cultivan las buenas ideas. Cuanto de más se considere a sí mismo un gobierno como una plataforma abierta, y no como un organismo burocrático centralizado, mejor para todos: para los ciudadanos, para los activistas y para los emprendedores”.

Sevilla, 16/VIII/2012

Dios no tiene dinero

EDWARD HOLLIS

Sheldon G. Adelson, el poderoso magnate de Las Vegas, que ahora busca el mejor sitio para reproducir ese sueño americano en España, dijo en una ocasión algo que no es inocente en los tiempos que corren: “Las Vegas es más o menos como lo haría Dios si tuviera dinero” (1). En algo sí acierta este poderoso caballero: Dios no tiene dinero.

¿Qué es el dinero? Existen dos acepciones del lema en el Diccionario usual de la Real Academia Española, la primera y la última (ed. 22ª, 2001), que comprendemos bien hoy: moneda y medio de cambio de curso legal. Sin lugar a dudas, se sabe qué es y en qué consiste tenerlo o no. Quevedo ya lo declaró como poderoso caballero. Pero Adelson lo ha simbolizado muy bien, a su manera: tener dinero te permite rivalizar con Dios, aunque las crónicas de más de treinta siglos, dicen que Él no lo tiene, que es pobre. Y esa realidad lo deja tranquilo. Pero, francamente, utilizar el modelo del imperio del juego y de la diversión, como para semejante desafío, es el colmo de la desfachatez. Entre otras cosas, del mal gusto. Y Dios, afortunadamente, no está para estas bagatelas. Probablemente, estará ocupado ahora con el rescate ético de la humanidad.

Lo he contado en este cuaderno en muchas ocasiones, por respeto a la escuela creacionista, en el análisis de la inteligencia humana, buscando siempre comprender por qué existen estructuras cerebrales que nos permiten hablar y pensar sin la intervención de una deidad. Dios hizo el mundo a su imagen y semejanza, sin hablar de dinero, que es de mala educación, como dicen algunos ricos, sin pensar en Las Vegas, entre otras cosas porque no era necesario, dado el ajetreo de los primeros días de la Creación: “Existe un versículo en el Génesis que ha marcado la existencia humana: el 1, 31. El narrador que recogió la tradición oral de la creación agregó un adverbio hebreo no inocente: muy (meod). Mientras que en el relato de la creación, las sucesivas creaciones eran “solo” buenas, los cielos, la tierra, las aguas, los animales, las semillas, cuando se creó al hombre y a la mujer el texto hebreo recoge literalmente: “y vio Dios que muy bueno”. La lectura del “viaje a las raíces del ser humano”, texto de Sebastião Salgado publicado en el Magazine de 5/VI/2005, me ha recordado este gran matiz, mucho más al fijar el objetivo principal de su proyecto “Génesis”: “volver a conectarnos con cómo era el mundo antes de que la humanidad lo dejase prácticamente irreconocible”. Sebastião Salgado ha iniciado una obra encomiable. Aún así, le pediría que hiciera un esfuerzo a sus 61 años por encontrar y fotografiar algún lugar ó momento de la humanidad que siguiera engrandeciendo la lectura del Génesis. Aunque sólo fuera para creer, en el desconcierto actual, que el ser humano es lo mejor que le ha podido ocurrir al mundo en siete días mágicos: algo muy bueno” (2).

Sé que Salgado no se pasará por Las Vegas, y que a Adelson no le interesan estos relatos, sino trabajar en lo irreconocible para Dios, pero creo que muchas personas, a través de las religiones y de diversas culturas, saben a ciencia cierta que ese Dios del desafío no tiene dinero, ni lo tuvo, ni lo tendrá, pero que sigue orgulloso de haber creado al hombre y a la mujer, a pesar de la crisis mundial en la que estamos instalados, pendientes, eso sí, del rescate ético para comprender mejor los asuntos mundanos que tanto gustan a Mr. Adelson.

Sevilla, 13/VIII/2012

(1) Hollis, E. (2012). La vida secreta de los edificios. Del Partenón a Las Vegas en trece historias. Madrid: Siruela.
(2) Cobeña Fernández. J.A. (2005). El Génesis de Salgado, post publicado en el blog “El mundo sólo tiene interés hacia adelante”, el 17 de diciembre de 2005.

Educación para la Ciudadanía: insustituible (III)

billy-elliot2.jpg
Fotograma de Billy Elliot (2000). Recuperado de http://www.billyelliot.com/pages/image3.html, el 29 de septiembre de 2007

La coherencia no es flor que adorne a la sociedad actual, pero estoy personalmente muy comprometido con esta actitud para vivir como ciudadano. Ayer se aprobó en el Consejo de Ministros, el Real Decreto por el que se modifican el Real Decreto 1513/2006, de 7 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria, y el Real Decreto 1631/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria obligatoria. Por este motivo, vuelvo a la acción de aprovechar el potencial de las minorías y mayorías silenciosas o ruidosas de la Noosfera, en el espacio llamado Internet, para proclamar esta realidad legal, que hay que acatar democráticamente, pero nunca aceptarla personalmente mediante silencios cómplices.

Como respeto siempre las fuentes de las que provienen los datos a comentar en este blog, transcribo a continuación la referencia exacta del Consejo de Ministros, aunque no acepto las tres bases textuales que sustentan estos cambios, como ya me he pronunciado en diversas ocasiones en este blog (la cursiva, entre corchetes, es mía):

– “suprimir las cuestiones controvertidas y susceptibles de caer en el adoctrinamiento ideológico” [la controversia en sí misma introduce siempre higiene mental y no es perversa en el sentdo estricto del término. Además, se demostró mediante sentencias, mayoritariamente impecables, que no existía en la formulación curricular anterior el denominado “adoctrinamiento ideológico].
– “que ha sido un tema de conflicto desde su origen, por entender un sector importante de la población española que su contenido atentaba contra ciertos principios constitucionales” [el conflicto tuvo un ciclo temporal muy corto, intenso sin lugar a dudas, y no respondía a un sector importante de la población española, sino estrictamente la alineada con principios ortodoxos y fundamentalistas de la religión católica. La mayoría, afortunadamente, cristiana también, es muy respetuosa con la educación para la ciudadanía].
– “Este Gobierno [¿el Gobierno anterior no?] defiende el respeto a la libertad de enseñanza y, consiguientemente, al derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones filosóficas, religiosas o morales (artículo 27 de la Constitución)” [la educación para la ciudadanía, tal y como se ha podido evaluar por expertos, en profundidad, a través de sus cinco Cursos académicos de implantación, no entra en colisión con el derecho citado, es más, es complementario con el mismo, porque el Gobierno correspondiente tiene también otros compromisos políticos muy importantes, es más, indelegables, como es promover desde la equidad de la formación, porque ser ciudadano para vivir con los demás, incluso los diferentes, es un derecho, pero también un deber de carácter individual y público, que trasciende muchas veces a la familia].

Antes de reproducir exactamente lo acordado en el Consejo de Ministros, finalizo este post con las palabras que escribí el 20 de mayo de 2012, Educación para la Ciudadanía: insustituible (II), en este cuaderno que toma notas de singladuras muy importantes en su búsqueda de islas desconocidas, como puedes ser tú, lector o lectora, entre otras muchas experiencias:

“Una vez más, vuelvo a manifestar mi profunda preocupación por los cambios que he conocido que se van a plantear esta semana y me gustaría que aquellas personas que comparten estos principios, porque a diferencia de la prodigiosa frase de Groucho Marx, “no tenemos otros”, ayudemos a crear tejido crítico digital, divulgando, para lo que sirva, la publicación de una serie que hice en 2007, en este cuaderno de bitácora, en los momentos difíciles en los que echaba a andar la asignatura, que he recopilado recientemente y que te puedes descargar pulsando aquí.

Divulga esta publicación, si la consideras adecuada y que responde a las expectativas de personas que día a día creemos que otro mundo es posible a través de la educación para la ciudadanía, porque las personas diferentes, y los derechos y deberes personales y colectivos, en clave de ciudadanía responsable porque se adquiere conocimiento y se ejerce la libertad, son más importantes que las mercancías, las primas de riesgo, la deuda, los recortes, el desánimo colectivo que llega a ser enfermizo, los desahucios sin compasión y el paro extendido como mancha de aceite, que genera tanta infelicidad en nuestros alrededores, en nuestra atalaya privilegiada de personas que tenemos trabajo fijo y que creemos que tenemos que luchar desde nuestra posición celular, cualquiera que sea.

Gracias anticipadas por leer estas líneas y por contribuir a que no caigan en saco roto. Lo van a agradecer las personas de bien, que aunque cueste creerlo a muchas personas, son multitud.“

MODIFICADOS LOS CONTENIDOS DE LA ASIGNATURA DE EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el cual se modifican otros Reales Decretos del 7 de diciembre de 2006, por el que se establecían las enseñanzas mínimas de la educación primaria; y del 29 de diciembre de 2006, por el que se establecían las enseñanzas mínimas correspondientes a la educación secundaria obligatoria.

La aprobación de este Real Decreto tiene como objetivo reformar la asignatura de Educación para la Ciudadanía, mediante la modificación de los currículos de Educación Primaria y Secundaria Obligatoria para suprimir las cuestiones controvertidas y susceptibles de caer en el adoctrinamiento ideológico.

El nuevo diseño de la asignatura de Educación para la Ciudadanía prevista en este Real Decreto entrará en vigor en el curso 2012-2013.

La asignatura Educación para la Ciudadanía ha sido un tema de conflicto desde su origen, por entender un sector importante de la población española que su contenido atentaba contra ciertos principios constitucionales.

Este Gobierno defiende el respeto a la libertad de enseñanza y, consiguientemente, al derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones filosóficas, religiosas o morales (artículo 27 de la Constitución).

El Estado tiene la obligación de asegurar que los ciudadanos conozcan:

• La Declaración Universal de los Derechos Humanos, que se desarrolla a su vez en:
– los Pactos Internacionales de Derechos Civiles y Políticos,
– el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas,
– la Convención Europea de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales,
– y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea;
• La Constitución, como norma fundamental del ordenamiento jurídico español: derechos, deberes y libertades, forma política y estructura de España, funcionamiento de las instituciones públicas, principios rectores de la política social y económica.

De esta manera, los contenidos de la asignatura se organizan de la siguiente manera:

PRIMARIA

• Se concretan los planteamientos metodológicos para promover:
– el afán de saber,
– el conocimiento de las normas jurídicas y de los reglamentos de convivencia de los centros escolares,
– el buen funcionamiento de las instituciones políticas constitucionales la necesidad de la ética en la dirección de los asuntos públicos,
– y el espíritu de auto superación y de mejora de la sociedad.
• Se aproximan los contenidos a la realidad más cercana a los alumnos de esta edad.
• Se mantienen los bloques de conocimiento:
– Individuo y relaciones interpersonales.
– La vida en comunidad.
– Vivir en sociedad.
• Se mantienen y/o concretan la mayoría de los objetivos y se introducen tres objetivos nuevos.
– Conocer y respetar las normas básicas que regulan la circulación, especialmente aquellas que tienen que ver con la seguridad. Tomar conciencia de la situación del medio ambiente y desarrollar actitudes de responsabilidad en el cuidado del entorno próximo.
– Describir la organización, la forma de elección y las principales funciones de algunos órganos de gobierno del municipio, de las Comunidades Autónomas, del Estado y de la Unión Europea. Identificar los deberes más relevantes asociados a ellos.
– Educar en salud integral, conocer las habilidades y valores necesarios para actuar positivamente respecto a la salud.
• Se relacionan los contenidos con las distintas normas jurídicas, desde las más cercanas a las de carácter universal, por las que se rigen los sistemas democráticos.
• Se concretan y amplían contenidos como:
– La promoción de la corresponsabilidad de mujeres y hombres, sobre todo en las tareas domésticas y de cuidado de la familia.
– Los hábitos de vida saludables relacionados principalmente con la alimentación, la actividad física y deportiva.
– La convivencia en los ámbitos más cercanos familia, colegio, barrio, localidad.
– La importancia de la iniciativa privada en la vida económica y social.
– Derechos y deberes en la Constitución.
– Servicios públicos y bienes comunes, y la contribución de los ciudadanos a través de los impuestos.
– Hábitos cívicos: espacios públicos y el medio ambiente.
• Se amplían los criterios de evaluación para contemplar estos contenidos.

SECUNDARIA

• Se profundiza en los principios de ética personal y social y se incluyen, entre otros contenidos, los relativos a la condición social del ser humano, que no se agota en la mera ciudadanía, e involucra elementos afectivos y emocionales que no siempre pueden regularse por la normativa legal ni son competencia fundamental de un Estado.
• Se presta una especial atención al conocimiento y respeto de las instituciones jurídico-políticas y de los símbolos propios de España y de la Unión Europea.
• Se aproximan los contenidos a la realidad más cercana a los alumnos de esta edad, haciendo una aproximación a la Filosofía en la materia del 4º curso.
• Los contenidos abordarán especialmente:
– la promoción de los derechos, deberes y libertades que garantizan los regímenes democráticos,
– la creación de las normas jurídicas según la Constitución,
– el funcionamiento del sistema electoral y de los partidos políticos,
– las teorías éticas y los derechos humanos, como referencia universal para la conducta humana, así como los aspectos relativos a la superación de conflictos la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres,
– las características de las sociedades actuales,
– o la tolerancia y la aceptación de las minorías y de las culturas diversas.
• Se mantienen los bloques de conocimiento en las dos materias.
• En la línea de lo expuesto, se concretan contenidos que se pueden englobar en los siguientes epígrafes:
• La Constitución Española. Derechos y deberes fundamentales en la Constitución. Los valores fundamentales de la Constitución Española. Derechos civiles, políticos, económicos y sociales. La justicia. La noción de ciudadanía. Los criterios jurídicos de adquisición de la nacionalidad española.
• La protección de los derechos humanos frente a sus violaciones. La extensión de los derechos humanos: un reto del mundo actual.
• Educación cívico-tributaria.
• El deber de transparencia en la gestión pública.
• La dimensión económica de la sociedad humana. Libertad política y libertad económica. El papel de la iniciativa económica privada en la generación de la riqueza y el fomento del espíritu emprendedor. Las ONG y la Sociedad Civil.
• Globalización e interdependencia: El uso de las tecnologías de la información y la comunicación, nuevas formas de relación y ocio. Derecho a la privacidad y respeto a la propiedad intelectual. Poder y medios de comunicación.
• Los criterios morales y la noción de valor. El bien y la justicia como valores fundamentales de la acción personal y social humana.
• Desarrollo de factores de protección frente a las enfermedades, las adicciones y el consumismo.
• Los deberes hacia la naturaleza y el medio ambiente.
• Los criterios de evaluación contemplan los contenidos anteriores.

Sevilla, 4/VIII/2012