Para no ser enemigos de la vida en 2016

Al comenzar el año he vuelto a escuchar una canción que une a miles de jóvenes actualmente en un himno a la desaparición de fronteras y de los enemigos de la vida de todos y la de secreto. Es posible que muchas personas no se hayan parado a conocer la letra de la canción que cantan y tocan un andaluz y un colombiano que saben de lo que están hablando. Creo que es una buena forma de pensar que otro mundo es posible cuando se pertenece al Club de las Personas Dignas y no al de los Tristes o Tibios.

Bajo la sombra gris de otra montaña
Bebiendo sin permiso de otro rio
Alimentando al monstruo de la rabia.
Tu enemigo

Quien viene a tu país a profanarte
Quien pisa la ciudad sin tu permiso
Quien sacará tus cosas de la calle
Tu enemigo

Si estos idiotas supieran
Que yo soy el hombre más rico del mundo así
Viviendo de tus abrazos
Olvidaron que el hombre no es más que un hombre
Que tus manos son mi bandera y
Que tengo de frontera una canción

No me preguntes para qué he venido
Pregúntate mejor cómo has llegado
Puede que seas el hijo de algún hijo de un esclavo

Ven y háblale de frente a tu enemigo
(ven y háblale de frente a tu enemigo)
Culpable del amor, trabajo y tierra
(culpable del amor, trabajo y tierra)
Culpable de vivir en el camino por tu guerra

Si estos idiotas supieran
Que yo soy el hombre más rico del mundo así
Viviendo de tus abrazos
Olvidaron que el hombre no es más que un hombre
Que tus manos son mi bandera y
Que tengo de frontera una canción

Si estos idiotas supieran
Que yo soy el hombre más rico del mundo así
Viviendo de tus abrazos
Olvidaron que el hombre no es más que un hombre
Que tus manos son mi bandera y
Que tengo de frontera una canción

El año 2016 puede ser el de las pequeñas cosas amigas cuando se acercan los reyes magos particulares que llevan mercancías de oro, incienso y mirra para satisfacer el consumo de estos días. Es difícil sustraerse de la mercadotecnia que invade por tierra, mar y aire este país que lucha por ilusionarse estos días, quizá todos los días, con pequeñas cosas mundanas, amigas, sin llegar a la metáfora de Groucho Marx, hace ya bastantes años, cuando vivió también la crisis del 29: “Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…”, ya que las grandes que cuidan paradójicamente del espíritu no son posibles para la gran mayoría, porque hay que buscarlas fuera del gran mercado del mundo. Quizá, ni les interesan a los que más tienen.

Por esta razón, me quedo escuchando esta canción intentando comprender el mensaje explícito de Pablo y Juanes, que son líderes de muchos jóvenes que aman y luchan todos los días por un mundo diferente frente a los enemigos de la vida. Porque quiero aprender de ellos en este año que comienza.

Sevilla, 1/I/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s