Cerebro y vida

Ya no existe duda alguna al respecto. El teléfono móvil y el mando a distancia son los complementos digitales que nos hacen más amable la vida diaria. Los que permiten acceder a muchos servicios y contactos humanos sin aparente brecha digital. Más difícil es saber si lo consiguen plenamente, porque la empresa más admirada, la imitación digital del cerebro a través de los ordenadores, para vivir, es una empresa imposible. Diferente es trabajar por perfeccionar, día a día, la inteligencia digital, entendida como destreza, habilidad y experiencia práctica de las cosas que se manejan y tratan, ó la capacidad que tienen las personas de recibir información, elaborarla y producir respuestas eficaces, a través de los sistemas y tecnologías de la información y comunicación, nacida de habernos hecho muy capaces de ella.

La inteligencia digital es la capacidad para resolver problemas o para elaborar productos que son de gran valor para un determinado contexto comunitario o cultural, a través de los sistemas y tecnologías de la información y comunicación. Estas investigaciones no han hecho más que empezar y el reportaje sobre “El cerebro que nos cambió la vida” (3/VI/2007) refuerza esta ilusión humana. Inteligente. Vital.

Carta escrita en Sevilla, el 3 de junio de 2007 y enviada a “Magazine” el mismo día. Siempre aprendiendo de Tito Monterroso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s