Algo se muere en el alma de España

INFORME CARITAS EUROPA

Ayer se difundió a escala europea y también mundial, el informe de Caritas Europa sobre la crisis y su impacto humano, donde España no sale bien parada, fundamentalmente por los datos en referencia a cómo están impactando en España las conocidas “medidas de austeridad” y la forma en que se han tomado las mismas.

El informe está centrado en el quinteto de la pobreza en Europa, compuesto por Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España, y es demoledor en el abordaje de la realidad actual, siendo todos conscientes de que la situación no ha mejorado sustancialmente, máxime cuando la pobreza se ha instalado para quedarse en algunas capas sociales, arrancando a la clase media su estatus tradicional para llevarla a situaciones insospechadas y amplificando la denominada “clase baja”.

Me he quedado con una frase del secretario general de Cáritas Europa, Jorge Nuño-Mayer, en la presentación del informe, porque traduce perfectamente el sentimiento popular de lo que ha pasado con la crisis: “la política de la Unión Europea es incoherente, porque se comprometió, con la firma de la Estrategia Europa 2020, a disminuir la pobreza, crear crecimiento y aumentar la escolarización (…), pero las prioridades económicas están por delante de las sociales, de las personas”, fundamentalmente porque muchas veces son consideradas como “ignorantes molestas”, en la clave que un día aprendí de Hans Magnus Enzesberger.

Lo que verdaderamente llama la atención en el informe, es la situación de la pobreza en nuestro país, al ser el segundo miembro de la Unión Europea con mayor tasa de pobreza infantil, con una tasa de pobreza media del 29,9% (Eurostat, 2013) y solamente superada por Rumania. Asimismo, recoge textualmente los datos siguientes: “la tasa de pobreza infantil en España ha sido alta en relación con la media europea, al menos desde 2005 (cuando comenzaron a estar disponibles en Eurostat los datos comparables). La tasa de 2011 es de 27,2% y ha ido en aumento desde 2009 (cuando era el 23,7%), mostrando un incremento de 3,5 puntos porcentuales en dos años (Eurostat, 2012e). La tasa media de la UE-27 fue del 20,5% en 2010 (Eurostat, 2012e), cuando la tasa de pobreza infantil en España era sólo superada por Bulgaria, Letonia y Rumania (2010 es el último año del que hay datos suficientes disponibles para hacer comparaciones)”.

Del informe destaco el análisis de las siguientes tendencias generales y algunas diferencias en los cinco países analizados:

“Los antecedentes de la crisis son diferentes en estos países, habiendo impactado y evolucionado de forma diferente en cada uno. Existen tanto similitudes como diferencias observables en el impacto sobre las personas vulnerables:

– Los altos niveles de desempleo, que en cuatro de los cinco países están muy por encima de la media europea.
– Los niveles muy altos de desempleo juvenil en los cinco países, y un aumento marcado en el último año en la mayoría de ellos.
– Existe una tasa muy alta de desempleo en todos los países y una muy alta proporción de los desempleados son a largo plazo, lo que indica que el problema se está convirtiendo en estructural.
– Los aumentos de la pobreza en la mayoría de los países, siendo la pobreza infantil un problema particular en todos y mostrando un aumento desde 2007.

Muchos de los países tienen deficiencias en sus sistemas de bienestar social, lo que provoca a menudo que los trabajadores ocasionales o atípicos o aquellos que llegan al final de los subsidios de desempleo estén en dificultad extrema. Las tradiciones fuertes de apoyo de las familias, en función de cada país, están siendo puestas a prueba en muchos casos”.

¿Qué hacer ante esta situación? El secretario general de Cáritas-Europa lo ha expresado de forma tajante: “Tenemos la esperanza de que la gente pueda estar en el centro de las decisiones políticas”.

Hace muchos años, aprendí con la letra de una canción, que la culpa de todo eso no la tengo yo, ni usted, ni el vecino, ni siquiera la tienen nuestros parientes: la culpa de todo eso, la tiene hoy esa gente que apuesta por las mercancías, frente a los derechos y deberes de los niños, de las personas en general:


“Quién tiene la culpa si la paloma sueña ser águila.
Quién tiene la culpa de que la flor se muera de espaldas.
Quién tiene la culpa de la indiferencia que cierra los ojos para la decencia y los abre grandes a las apariencias.

Estribillo
Ni yo ni usted ni el vecino, ni siquiera sus parientes, la culpa de todo esto, la tiene la gente. (BIS)

Quién tiene la culpa de la fe perdida de los días sucios y de las mentiras.
Quién tiene la culpa que no cambie nada y tener las manos frías y gastadas.

Estribillo
Ni yo ni usted ni el vecino, ni siquiera sus parientes, la culpa de todo esto, la tiene la gente (BIS)

Quién tiene la culpa de este gran silencio.
Quién tiene la culpa de que yo esté muerto…

Estribillo
Ni yo, ni usted ni el vecino, ni siquiera sus parientes, la culpa de todo esto, la tiene la gente (BIS).

Algo se muere en el alma de España, cuando sus niños son cada día más pobres, cuando sigue a todo esto, a estas noticias, a este informe, un gran silencio cómplice, mirando los responsables -muchas veces- a otro lado…

Sevilla, 28/III/2014

2 comentarios en “Algo se muere en el alma de España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s