¡Que nadie duerma! (Nessun dorma)

MELANI NESSUN DORMA

Melani García, Nessun dorma

Es un aria fantástica de la ópera Turandot de Puccini. Quizá es el identificador claro de una obra grandiosa que anoche se hizo todavía más grande escuchando la interpretación de esta por parte de una niña de 10 años, Melani García, que la llevó en volandas al triunfo en el programa La Voz Kids.

La letra del aria es paradigmática en estos tiempos convulsos de nuestro país, del mundo. ¡Que nadie duerma! Es un grito simbólico ante lo que está ocurriendo en nuestros alrededores y ante los que debemos estar alerta. Ayer murieron 60 palestinos en Gaza, habiendo resultado heridos 2.400, como resultado de la respuesta de Israel a las protestas en la frontera de la Franja por el traslado de la Embajada estadounidense a Jerusalén. Ayer, también, fue elegido un presidente por encargo en Cataluña, que en su manual personal de insultos a los españoles sabemos que no tuvo contención alguna en su intrahistoria supremacista al comparar a determinados ciudadanos con bestias, según he leído en catalán y en español en un artículo suyo escrito en 2008, con un título que no deja lugar a dudas, La lengua y las bestias: “[…] “Ahora miras a tu país y vuelves a ver hablar a las bestias. Pero son de otro tipo. Carroñeros, víboras, hienas. Bestias con forma humana, sin embargo, que destilan odio. Un odio perturbado, nauseabundo, como de dentadura postiza con moho, contra todo lo que representa la lengua. Están aquí, entre nosotros. Les repugna cualquier expresión de catalanidad. Es una fobia enfermiza. Hay algo freudiano en estas bestias. O un pequeño bache en su cadena de ADN. ¡Pobres individuos! Viven en un país del que lo desconocen todo: su cultura, sus tradiciones, su historia. Se pasean impermeables a cualquier evento que represente el hecho catalán. Les crea urticaria. Les rebota todo lo que no sea español y en castellano. Tienen nombre y apellidos las bestias. Todos conocemos alguna. Abundan las bestias. Viven, mueren y se multiplican. Una de ellas protagonizó el otro día un incidente que no ha llegado a Catalunya y merece ser explicado, como un ejemplo extraordinario de la bestialidad de estos seres. Pobres bestias, no pueden hacer más […] Pero ¿por qué hay que movilizarse cada vez? ¿Cuándo acabarán los ataques de las bestias? ¿Cómo podemos en 2008 aguantar tanta vejación, tanta humillación y tanto desprecio?”. […] (1).

Vuelvo a escuchar a Melani cantando Nessun dorma, porque ella nos muestra una forma de ensalzar al ser humano, con tan solo diez años, mostrando la cara más amable de la vida que tanto necesitamos escuchar en todo momento. Viéndola actuar tomé conciencia de por qué Dios creyó que la creación del ser humano era lo más bello que había hecho. A pesar de lo que ayer estaban haciendo, salvando lo que haya que salvar, Benjamín Netanyahu con su ejército en Gaza, Trump con sus órdenes irresponsables de bloqueo de la declaración de la ONU para investigar lo ocurrido en esa matanza y Torra en Cataluña, que no duda en llamar “bestia” a toda aquella persona “española” que cuestione las llamadas señas de identidad catalanas a través de su lenguaje. ¡Que nadie duerma!, porque me han dicho que Torra, en relación con Andalucía, dijo en 2012 que “El catalanismo ha de basarse en una defensa encarnizada de nuestra identidad y nuestra cultura y del orgullo de ser catalanes. ¿O es que ustedes jugarían a una Catalunya independiente convertida en una inmensa Feria de Abril?” (2). Mirando siempre hacia el Norte, porque para él el Sur ya no existe y no es de fiar: “Hay gente que ha dejado de estar en la luna -española- y hacen de su vida un ejercicio diario de compromiso. Ante tanto nacionalista de regional preferente, catalanistas al baño maría, tibios y sensatísimos, masoquistas de España en la que se dan una vez y otro, aquí hay gente que ha dicho basta y, cada uno a su manera, combate por unas ideas y un país. Gente que ya se ha olvidado de mirar al sur y vuelve a mirar al norte, donde la gente es limpia, noble, libre y culta. Y feliz” (3).

Escucho las palabras finales del aria, cantadas por Melani con su encanto especial: venceré, venceré (vinceró, vinceró). Si estamos despiertos… y eso me consuela. ¡Que nadie duerma!

Sevilla, 15/V/2018

NOTA: quiero agradecer de forma expresa la publicación de un artículo del diario “El Periódico”, El pensamiento antiespañol de Quim Torra, a través de sus artículos, sumamente esclarecedor para conocer lo que llamo “intrahistoria supremacista” de Quim Torra.

(1) http://elmon.cat/opinio/5052/elcinefil.cat

(2)  http://elmon.cat/monterrassa/opinio/5192/l_rsquo_ltim_nadal_sense_papers_de_salamanca_de_teresa_rovira_31189

(3) https://web.archive.org/web/20090116010049/http://www.elsingulardigital.cat:80/cat/notices/gabancho_sostres_i_joel_joan_l_rsquo_orgull_de_ser_catal_29425.php

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s