Andalucía Pública 2.0 (II): ¿Andalucía de la información ó del conocimiento?

MAPA MENTAL 20

Mapa mental 2.0

En los últimos meses estoy investigando la dialéctica que se establece en la Administración Pública andaluza al abordar la realidad equívoca, a veces, entre los constructos sociedad de la información y sociedad del conocimiento. Ante la realidad económica actual hay que recuperar conceptos fundamentales para centrar bien los análisis a realizar. Es necesario hablar de Economía del conocimiento (que estudia el comportamiento y los hechos económicos vinculados con la aplicación económica del saber ó la definición de Joseph Stiglitz (2003: “Los felices 90”): “El desplazamiento de la producción de bienes a la producción de ideas, lo que supone el tratamiento, no de personal o de stocks, sino de información”), Gestión del conocimiento, entendido como el “proceso basado en el capital humano, mediante el cual se identifica el conocimiento accesible, se selecciona el conocimiento útil, se almacena de forma estructurada y se transfiere, para finalizar con el uso del conocimiento creado y almacenado, utilizando en todo el proceso los sistemas y tecnologías de la información y comunicación”, y de Ecosistema digital, entre otras y que deberían impregnar los contenidos esenciales de Andalucía Pública 2.0.

Nadie duda “que las TIC constituyen parte fundamental de la solución a la actual coyuntura económica. Su capacidad de transformar el resto de sectores económicos de un país, mejorando su productividad y abriendo nuevos mercados, debe ser aprovechada si realmente aspiramos a cimentar un crecimiento sólido y duradero en los próximos años que sitúe a la economía española en plano de igualdad a la de los países más avanzados. Esta es la visión que persigue la actual Administración y que se ha materializado en un nuevo plan, el Plan Avanza2, que refuerza el impulso al uso de las TIC y el fomento de la demanda, y que supone un incremento de recursos sobre la cantidad dedicada en los últimos años por el plan Avanza, a pesar de la situación de recorte de gastos que se ha producido en otros ámbitos. Estos diez años [se refiere a los diez años que se cumplen en 2009 en relación con este tipo de Informe por parte de Telefónica] han constituido una primera etapa; nos encontramos ahora en un punto de fundamental importancia para el desarrollo de la Sociedad de la Información en España. Administraciones Públicas, empresas, universidades e investigadores deben trabajar en colaboración, como hemos venido haciendo hasta ahora, para continuar avanzando de forma adecuada. Sin duda alguna, este informe seguirá siendo de gran valor como referencia básica que nos ayuda año tras año a caracterizar cuál es nuestra situación en este terreno y los retos más importantes que todavía tenemos por delante” (1).

En principio, parece que no hay nada que objetar, pero la realidad social está planteando una cuestión básica y es la confusión que se crea en la sociedad en general y en la andaluza en particular cuando se mezclan información y conocimiento, que no son lo mismo, porque por extensión tampoco quiere decir lo mismo la expresión sociedad de la información que la de sociedad del conocimiento. ¿Dónde se establecen las diferencias, básicamente en la Administración Pública 2.0?

En primer lugar, el conocimiento es una realidad estructural de las personas, anterior a la información, basado en las estructuras del cerebro personal e intransferible, que se desarrolla de una forma o de otra si dispones de la suficiente información desde la preconcepción hasta la situación vital de cada persona que vive en la sociedad de la información, no al revés. Evoluciona hacia conocimiento digital cuando se consolida la inteligencia digital, tal y como la definía en el post anterior, a través de cinco acepciones, eligiendo hoy una básica: desarrollar la capacidad que tienen las personas en Andalucía de recibir información, elaborarla y producir respuestas eficaces, a través de los sistemas y tecnologías de la información y comunicación, lo que permite a su vez que se pueda desarrollar la capacidad y habilidad de las personas para resolver problemas utilizando los sistemas y tecnologías de la información y comunicación cuando están al servicio de la ciudadanía, es decir, cuando ha superado la dialéctica infernal del doble uso, con una vigilancia adecuada (inteligencia digital en estado puro) por parte de la Administración Pública en Andalucía 2.0.

En segundo lugar, el concepto 2.0 tiene una clara raíz antecedente del conocimiento sobre la propia información, auxiliado por las tecnologías de Internet de última generación: “En general, cuando mencionamos el término Web 2.0 nos referimos a una serie de aplicaciones y páginas de Internet que utilizan la inteligencia colectiva para proporcionar servicios interactivos en red dando al usuario el control de sus datos” (2). Es clara y precisa la generación del término basado en la inteligencia individual y colectiva, como expresión práctica de la Noosfera, que defino como conjunto de los seres inteligentes con el medio en que viven, como tercer nivel o tercera capa envolvente (piel pensante) de las otras dos: la geosfera y la biosfera. Andalucía Pública 2.0 debe ser el referente de la capa envolvente de cerebros que piensan y se comunican en Andalucía, mediante inteligencia colectiva, previa a la inteligencia compradora ó meramente utilizadora de recursos informáticos (cacharrería informática, en términos coloquiales), para saber qué hay que hacer con ellos, antes que tenerlos y por encima de todo, que sean de última generación, aunque no sepamos “usarlos” en todo su potencial, recordándonos determinadas marcas de mercado que somos tontos si no compramos lo último en tecnología, al mejor precio del mercado. Ser listo en el mercado tecnológico actual es tener el último gadget informático aunque no sepamos para qué sirve o exceda con mucho nuestras necesidades personales e intransferibles en este sentido. La Administración Pública digital, en Andalucía, no escapa de esta realidad, porque la informática debe proveerse para quien la necesita, en su justa medida, teniendo siempre en cuenta las necesidades globales atómicas, las de la inteligencia del empleado público por ejemplo, que antes que tener las mejores tecnologías informáticas a su servicio, aspira a conocer qué es lo que tiene qué hacer, qué funciones desempeñar, para poder prestar el mejor servicio posible, eso sí, con la ayuda de las tecnologías de la información y comunicación, en un perfecto equilibrio entre valores antecedentes y consecuentes: conocimiento antes que información. Aquí aparece la famosa palabra que tanto debería preocupar a la transformación digital de la Administración Pública andaluza: la situación de la trastienda pública, es decir, donde trabajamos a diario los empleados públicos. Es muy difícil prestar servicios digitales eficaces y eficientes, transfiriendo poder a la ciudadanía (empowerment), si antes la función pública no se desempeña con conocimiento previo de lo que hay que hacer, de la forma más austera posible, con capacitación para transmitir educación digital de carácter público, respetando el estado del arte de la sociedad andaluza.

En tercer lugar, hay que escuchar con respeto reverencial a la ciudadanía sobre lo que piensa respecto de la Administración Pública digital, en la actualidad, como advertencia muy seria sobre lo que debe entenderse como Andalucía Pública 2.0: conocimiento más información, no al revés. Una muestra de ello son los resultados obtenidos en el barómetro CIS, de marzo de 2009 (Estudio nº 2.794), en una pregunta muy significativa, con dos variantes:

BAROMETRO CIS A

BAROMETRO CIS B

Queda mucho camino por recorrer en la construcción de la Sociedad del Conocimiento. Hay que trabajar profundamente en la capacitación de los empleados públicos para ofrecer una Administración Pública Digital 2.0, donde el ciudadano tenga la razón suficiente para sentir el incentivo de una Administración que no vuelve al estilo de Larra digitalizado: haga mañana estas gestiones porque ahora los servidores no funcionan ó lo que es peor: se queda usted atrás porque hay otros ciudadanos de primera categoría que resuelven todos sus trámites por Internet. En definitiva, una nueva forma de brecha digital, porque la ciudadanía no conoce bien sus derechos digitales a través de los Sistemas y Tecnologías de la Información. Un ejemplo contundente para reflexionar: tienen el DNI digital, pero la gran mayoría no sabe para qué sirve… Problemas de trastienda pública, en definitiva. El barómetro del CIS ya concluía de forma severa que el 64.2% de las personas entrevistadas creía que es nada o poco probable realizar en un futuro gestiones con las Administraciones Públicas a través de Internet. Un gran reto que se puede resolver con nuevos planteamientos públicos de construcción de la Sociedad del Conocimiento, en su versión de Andalucía Pública 2.0, donde prime la inteligencia digital de las personas que trabajan en la Administración Pública de Andalucía o que necesitan sus servicios, es decir, que sepan adquirir capacidades para resolver problemas o para elaborar productos que son de gran valor para un determinado contexto público, comunitario o cultural, el andaluz, por ejemplo, a través de los Sistemas y Tecnologías de la Información y Comunicación. Pero, hablemos claro: lo primero, facilitar la construcción del conocimiento, en todas las manifestaciones posibles. Después, comprar las máquinas. Sobre todo, para no caer en la tentación de la necedad digital: confundir valor y precio.

Sevilla, 1/III/2010

(1) Sebastián, Miguel (2009). Fragmento del Prólogo de La Sociedad de la Información en España 2009, publicado por Ariel (Colección Fundación Telefónica), recuperado de http://e-libros.fundacion.telefonica.com/sie09/aplicacion_sie.html, el 27 de febrero de 2010.
(2) http://es.wikipedia.org/wiki/Web_2.0

Un comentario en “Andalucía Pública 2.0 (II): ¿Andalucía de la información ó del conocimiento?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s