Andalucía Pública 2.0 (IV): necesariamente, cambios organizativos

LA LLAVE DE LOS SUENOS

La llave de los sueños. René Magritte (1898-1967): imagen recuperada el 14 de marzo de 2010, de http://www.historiadelarte.us/pintores/surrealismo/surrealismo-rene-magritte-la-llave-de-los-suenos.html

Tengo un sueño (1) es uno de mis libros preferidos, de cabecera existencial, porque recopila cinco discursos del Presidente Lula en los que plantea un argumentario de fondo para los que están dispuestos a cambiar la sociedad que debe girar hacia el Norte que necesita en estos momentos tan especiales de dureza social frente al paro, terrorismo y desencanto social generalizado, con especial atención a los más desfavorecidos, que no tiene por qué estar vinculado necesariamente a los pobres clásicos, porque el desfavor más grave que sufre el ser humano puede que sea el del cerebro parado y anclado en viejas historias o en fines nada positivos para el crecimiento del conocimiento humano. Más importante, si afecta a cerebros públicos.

Hoy, tengo también un sueño –¿Lula, Luther King?– en relación con la situación actual de la Administración de la Junta de Andalucía y de sus entes instrumentales, en relación con las competencias distribuidas en el ámbito de gobierno digital. Es un clamor popular en la trastienda de la Administración andaluza que una Sociedad Andaluza del Conocimiento no se puede construir con competencias digitales distribuidas por razones orgánicas y funcionales entre varias Consejerías. Sé que esta reflexión es de alto voltaje en la situación actual en la que se encuentra Andalucía, desde la perspectiva política, pero deseo abrir un debate a través de lo más preciado que tiene el ser humano: la inteligencia y, en este caso, digital, por supuesto.

Con objeto de que no haya lugar a muchas dudas del planteamiento que formulo hoy en esta serie, varios son los pasos que se podrían dar en el sentido de la flecha que marco:

1. Hay que definir una nueva estrategia pública digital, basada en la Andalucía del Conocimiento, que bascule siempre sobre las respuestas digitales a las grandes preguntas que se plantean en los programas de Gobierno, no al revés: cómo educar en ciclo completo a la sociedad en Andalucía, cómo formar en valores de ciudadanía y cómo insertar la vocación de empleo desde la propia educación estructurada en los diversos ciclos de enseñanza, hasta culminar en la formación continua en cualquier ámbito que se desarrolla el ser humano, sobre la base de una nueva economía sostenible del conocimiento en Andalucía.

2. La estrategia pública digital en Andalucía Pública 2.0, no puede derivar en una macroestructura digital, con hipercentralización de competencias digitales, basadas siempre en máquinas, software y telecomunicaciones. Antes, hay que definir programas derivados de las competencias orgánicas y funcionales del Gobierno andaluz, para así poder digitalizar el orden democrático de las competencias, integrando recursos solo allí donde se aprecian las auténticas economías de escala, en el conocimiento público correspondiente, sin alterar en ningún momento las competencias funcionales de un Gobierno que debe presentar en sociedad la Declaración de Principios Digitales en la Administración de la Junta de Andalucía.

3. La citada integración digital no se puede llevar a cabo, de ningún modo, con las estructuras orgánicas y funcionariales actuales, porque no se puede dar respuesta digital a la Andalucía del Conocimiento en 2010, siglo XXI, con esquemas funcionariales del siglo XIX, so pena de caer de nuevo en un síndrome de Larra digital: vuelva Vd. mañana (a intentarlo). Tres leyes digitales inexorables, la de Moore, Metcalfe y la de la Perturbación, hacen que mientras los chips, las redes (sociales o no) y las perturbaciones sociales de Internet que generan brechas digitales por todas partes, siguen haciendo el año 2010 (su agosto particular), la Administración Pública en España sigue en un desposorio místico con esquemas funcionariales mixtos: competencias funcionales de toda la vida, aderezadas con tecnología de última generación, abocados a una crónica de un divorcio, brecha, anunciados.

4. Habría que adelgazar, como término de rabiosa actualidad, la Administración digital en la Junta de Andalucía, con una revisión a fondo de las competencias en política digital distribuidas en varias Consejerías, no derivando -como comentaba anteriormente- en un monstruo digital de siete cabezas, ¡tremenda tentación!, sino teniendo claro que no se puede poner la carreta delante de los bueyes, es decir, primero sería necesario definir y ordenar los compromisos centrales del Gobierno andaluz respecto de la Administración digital, con una Declaración de Principios Digitales de obligado cumplimiento por parte de la Administración de la Junta de Andalucía, en general, sin exclusión alguna, y distribuir, posteriormente, la organización digital a lo que he llamado “respuesta digital”, integrando solo aquellas actuaciones respecto de infraestructuras digitales en las que se demuestre la auténtica economía del conocimiento y de tecnología [sic] de escala. Y fórmulas hay muchas, aunque por la idiosincrasia de las tecnologías y del avance que he llamado inexorable de las leyes digitales, habría que crear una superestructura empresarial de carácter público que pudiera dar respuesta progresiva a este nuevo enfoque, con una dirección férrea de carácter público, en las Consejerías y en la estructura directiva de este ente, en ámbitos tan sensibles como la dirección estratégica en la definición de Planes, Proyectos y Política de los Riesgos Digitales, y una operación en la que la realidad empresarial privada de la actividad digital, con cambios tan espectaculares, pudiera fortalecer a través de servicios profesionales de excelencia, en software y en máquinas, aquél principio de Apeles, el pintor, tan contundente: Ne supra crepidam sutor judicaret o, lo que es lo mismo, ¡zapatero, a tus zapatos!.

5. Muchas empleadas públicas y muchos empleados públicos, que actualmente estamos trabajando en el ámbito de los Sistemas y Tecnologías de la Información y Comunicación, en la Administración de la Junta de Andalucía y en sus numerosos entes instrumentales, estaríamos preparados para este cambio/sueño en términos de giro copernicano. No faltan recursos, falta solo ilusión para acometer esta revolución digital de amplio espectro. El problema es que seguimos sufriendo el diseño digital para la Administración del siglo XIX, cuando deberíamos estar muy pendientes de la Administración de 2010, en pleno siglo XXI, donde se nos llena la boca de empoderamiento de la ciudadanía, y nosotros, los empleados públicos de perfil digital, con estos pelos… digitales.

Termino. Vuelvo a la página 23 del libro de Lula, y leo: la esperanza venció el miedo. Miedo al cambio, a perder prebendas y privilegios, a que nos compliquen la vida a los empleados públicos porque tendremos que navegar para descubrir islas desconocidas. Pero lo he tenido claro siempre, habiéndomelo susurrado al oído, hace años, José Saramago: no quiero llevar regalos al rey, quiero pedirle trabajo, barcos que permitan navegar hacia otro mundo digital mejor en la Andalucía Pública, a la que tanto quiero.

Sevilla, 14/III/2010

(1) Lula (2003). Tengo un sueño. Barcelona: Ediciones Península.

3 comentarios en “Andalucía Pública 2.0 (IV): necesariamente, cambios organizativos

  1. HCM-R dijo:

    Decía también Mariano José de Larra que “Es más fácil negar las cosas que enterarse de ellas”.
    Obvia es la necesidad de cambio y obvio es que en este nuevo impulso, en este nuevo proceso de transformación hacia la Andalucía Pública 2.0 el norte no sólo son las personas sino también el liderazgo digital en clave política.

    Para este viaje sí que se necesitan buenas alforjas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s