Elecciones generales 2019 / 6. Los jóvenes deben ser un claro objeto de atención preferente

INFORMACIÓN JUVENIL 2019

El futuro próximo y lejano, en todas y cada una de sus manifestaciones, está en la juventud de nuestro país. Esto no lo deberían olvidar los partidos que participen en las próximas elecciones y, sobre todo, la izquierda. Deberían ser un claro objeto de deseo político. Atendiendo al último informe oficial del Observatorio de la Juventud en España, referido a 2016 y publicado en marzo de 2017, los jóvenes situados en el tramo de 18 a 29 años, en una proyección aproximada actual, se elevan a más de cinco millones de electores en 2019, con una distribución bastante ajustada entre varones y mujeres y con un peso en relación con la población total del 17%, sobre un censo general cerrado a 1 de febrero de 2019 de 34.702.383 electores en España más 2.088.974 de electores en el extranjero, según datos del INE y refrendados por la Junta Electoral Central. Un dato interesante a considerar es que 1.157.196 jóvenes van a votar por primera vez, ya que han cumplido 18 años desde las elecciones generales de 2016, un porcentaje considerable de personas que decidirán su voto con el apoyo de la información que reciban del entorno político correspondiente y que pueden dar un giro copernicano al país.

Con estos datos por delante creo que es obvio considerar que hay un nicho electoral de la juventud nada desdeñable para su presencia en los programas políticos correspondientes. Pero, una vez más, ¿se preparan los programas suplantado los verdaderos intereses y necesidades de los jóvenes desde los despachos electorales o se refrendan de forma objetiva las verdaderas necesidades de ellos? La izquierda debería ser ejemplar en una visión transformadora e ilusionante de respuestas a las realidades que están viviendo hoy los jóvenes en España y la población de niños y niñas que esperan mucho de nuestros votos en general para que su futuro no sea como el presente actual.

En el último barómetro del CIS (febrero de 2019), en el que ha participado población a partir de los dieciocho años, hay una pregunta que puede resumir muy bien la expectativa de los jóvenes también encuestados: “Pregunta 29. Indíqueme, por favor, hasta qué punto está Ud. muy de acuerdo, de acuerdo, en desacuerdo o muy en desacuerdo con la siguiente opinión: “A través del voto la gente como Ud. puede influir en lo que pasa en la política”, con los siguientes resultados: Muy de acuerdo 23,1%, De acuerdo 46,9%, En desacuerdo 18,7%, Muy en desacuerdo 6,7, N.S. 3,9%, N.C. 0,7%” (sobre una muestra de 2.964 personas encuestadas). De estos resultados se puede deducir que un 17% del censo joven electoral cree que su voto puede influir en lo que pasa en la política, hasta un porcentaje del 70% del total de las respuestas. Es evidente que tomar en consideración estos resultados tan recientes merecen una reflexión profunda sobre las verdaderas expectativas de los jóvenes.

Utilizando este barómetro de febrero de 2019, vuelvo a resaltar determinados resultados ya expuestos en esta serie y referido al porcentaje del 17% de la población encuestada y  referida a los jóvenes que deben ser tenidos en cuenta en la elaboración de los programas que presentarán en los próximos días los partidos de izquierda. Es muy importante conocer que la población encuestada opina mayoritariamente que la situación política en España es “mala” en un 37, 4% que, junto a la respuesta de “muy mala” (32,7%), suma un total de un 70,1% de los encuestados opinando que la situación política es muy preocupante. Este dato permite de verdad partir del llamado “principio de realidad” estremecedor y que debe tenerse en cuenta como punto de partida en relación con la credibilidad hacia los partidos políticos y su forma actual de hacer política.

En relación con la pregunta respecto de los principales problemas que existen en España, en respuesta espontánea con prelación de los tres principales problemas, gana por goleada el “paro”, con un total del 60,6% de los encuestados, en la siguiente correlación de primer problema (39,1%), segundo (15,7%) y tercero (5.8%). Le sigue, a una distancia importante, el problema de “los/as políticos/as en general, los partidos y la política”, con un total del 29,4%, con la correlación 15,1%, 9,0% y 5,3%, respectivamente. En tercer lugar, en el ranking de problemas en España está “la corrupción y el fraude”, con un porcentaje del 23,1%, con una distribución entre primer y tercer problema del 9,3%, 9,2% y 4,6%, respectivamente.

Proyectados estos resultados en los jóvenes de España, podemos concluir que es obvio considerar tres realidades sangrantes: el paro, los/as políticos/as en general, los partidos, la política y la corrupción y el fraude, por este orden. Para que no se olvide. La información veraz de los contenidos de los programas que se utilizarán en la próxima campaña, así como la transparencia y transferencia instantánea y permanente de los mismos, con apoyo esencial de las redes sociales, pueden ser una forma de hacer de la nueva política para y por los jóvenes como elemento diferenciador en la campaña. Basta un botón de muestra desgarrador: la tasa nacional de paro juvenil en España es la segunda más elevada de la UE, con un 35%, sólo por detrás de la griega (43%) y teniendo las peores condiciones laborales para los jóvenes. Escuchando siempre su voz, para no cometer errores con un electorado extraordinario y con potencial de valores tan necesarios e imprescindibles para construir suelo firme en nuestro país. Dando respuestas sobre planes especiales y urgentes para atacar el paro juvenil, la necesaria transformación de los partidos en su forma de hacer política y una declaración programática de lucha armada de ideología activa contra la corrupción. Tres frentes que deberán ser evaluados permanentemente, con ámbitos formativos y sumativos para que la transparencia aflore a diario de forma estratificada para jóvenes y personas mayores, en un tándem evaluativo que permita emitir siempre juicios bien informados sobre el programa político correspondiente.

En plena campaña electoral se celebrará el 17 de abril en Europa el Día Europeo de la Información Juvenil, una jornada que reivindica la importancia de acompañar a los jóvenes en su camino hacia la emancipación y su pleno desarrollo como ciudadanos. Sería extraordinario que los partidos políticos de izquierda pusieran atención especial y prioritaria a la información concreta que dedicarán a los jóvenes en sus programas electorales, para acompañarlos en su largo camino hacia la emancipación y pleno desarrollo como ciudadanos que tienen un trabajo digno, no precario, que confían en el Gobierno correspondiente y que la corrupción está erradicada como acción política de emergencia nacional. Acciones que son amores y no solo buenas razones, que permitirían vivir bajo el principio de confianza en lo que hace solo unos días han reflejado en encuestas que persiguen solo defender el interés general de la ciudadanía desde la verdad que tanto ama la juventud de este país.

#IzquierdaJamásVencida

Sevilla, 17/III/2019