Lang Lang en el Museo del Prado

Anoche,  el pianista chino Lang Lang llenó de música la sala del Museo Nacional del Prado en la que se expone el cuadro Las Meninas, del pintor sevillano Diego Rodríguez de Silva y Velázquez. Interpretó dos piezas de su repertorio habitual, la bagatela Para Elisa de Beethoven y el Vals de Amelie, una bella composición que forma parte de la banda sonora de la película del mismo nombre, mezclando dos épocas que representan su amor transversal a la música de todos los tiempos.

Ha vuelto a España después de casi dos años de una retirada forzosa de los escenarios a causa de una tendinitis en la mano izquierda, que ha superado felizmente con un gran esfuerzo personal. Es maravilloso presenciar la conjunción artística de la música y la pintura en un escenario inolvidable. Velázquez fue anoche más feliz todavía en su casa del Prado. Lang Lang nos transmitió el mensaje de la cultura como altavoz del conocimiento universal que nos hace más libres.

Deutsche Grammophon. Lang Lang – Tiersen: Six Pieces for Piano, Volume 2: 4. La Valse d’Amélie

Esta noche actúa en el Teatro Real de Madrid, interpretando obras de Mozart y Beethoven, acompañado por la Orquesta Titular del Teatro Real, que estará dirigida por Ivor Bolton. En la primera parte del concierto, tocará la Sinfonía número 41 en do mayor Júpiter, de Mozart, y en la segunda La clemenza di Tito, también de Mozart, así como el concierto para piano y orquesta número 2 en si bemol mayor, Op. 19, de Beethoven. En la rueda de prensa de ayer manifestó que el concierto será “precioso, divertido y poético”. No lo dudo, porque su estela continua después de la actuación de ayer junto a Velázquez, en la que se puede afirmar que recuperamos una noche de paz espiritual en el Museo del Prado.

Sevilla, 22/III/2019