La felicidad de los demás

Vicente Ferrer sigue siendo un ejemplo a seguir y respetar todos los días. Hemos recibido hoy en casa esta felicitación que quiero compartirla en plena singladura social mediante este blog, donde el eco de lo que se llama Navidad permite pensar que otro mundo es posible cuando decidimos buscar la felicidad de los demás. La de los que viven, son y están en India, en Anantapur, por supuesto, pero también la de los que tenemos muy cerca y esperan en silencio que se la entreguemos hoy, ahora, sin esperar a que les toque en su lotería de sueños. La felicidad de todos, pero sobre todo la de los que menos tienen, que también están mucho más cerca de lo que pensamos.

Una cosa importante: ésta, en concreto, todavía no se vende en Amazon …

Sevilla, 22/XII/2015