Política digital / 1. Su presencia en programas electorales

PROGRAMAS ELECTORALES 2015

El mundo digital no es una pre-ocupación [sic, con guión] que ocupe una posición estratégica y preferente en las políticas de los partidos que concurrieron a las últimas elecciones generales en nuestro país. Es asombroso constatar que aunque se encuentran referencias digitales en palabras o constructos de amplio espectro, como el adjetivo “digital” en bastantes ocasiones, TIC o tecnologías de la información y comunicación (TIC), la atomización de propuestas de actuación es total a lo largo de cada programa y con claras diferencias de aplicación en sectores estratégicos, dependiendo de las ideologías subyacentes en cada partido. Una vez más, tenemos que concluir que la acción digital no es inocente.

En un país de “opinadores” mayores del Reino, soy consciente de lo que un día ya lejano aprendí del Profesor Gustavo Bueno cuando se empeñaba en construir un país diferente, defendiendo contra viento y marea los fundamentos de toda teoría crítica que deba sostener cualquier postulado de progreso que se presente con honestidad ante la sociedad: “la caótica pululación de opiniones «personales» actúan en forma de ruido que logra reducir al silencio a quienes pudieran hacer oír juicios responsables. Porque estos juicios, formulados aunque fugazmente en un medio de comunicación de masas, quedarán inmediatamente neutralizados y anegados por el flujo incesante y caótico, «entrópico», de las opiniones contrapuestas, heterogéneas y emitidas con el mismo rango en virtud del derecho que asiste al opinante a manifestar «su pensamiento» y del deber de los demás de respetarlo”.

Como en este país se elabora escasa teoría crítica que permita crear mallas pensantes al respecto, he creído conveniente objetivar y cuantificar estas referencias digitales con breves contextos, respetando a veces la literalidad de lo expuesto por los cuatro partidos, tal y como se puede constatar en la tabla siguiente, aun cuando las de Ciudadanos son estimadas, cuantitativa que no cualitativamente y sin gran margen de error, al no haber facilitado este partido su programa en un formato digital abierto para el tratamiento de búsquedas y contenidos, cuestión cuando menos sorprendente desde la transparencia que tanto se reivindica en foros políticos. Indudablemente, habré cometido algún error en la transcripción de citas y textos, pero creo que es un exponente claro de lo desdibujadas que están las acciones de índole digital en los programas analizados.

La prelación de los partidos en la tabla obedece exclusivamente a la ordenación alfabética de sus denominaciones.

 

PARTIDO TIC POLÍTICA DIGITAL ENTORNO DIGITAL ÁMBITO
CIUDADANOS 10 0 30 – Propuestas: derecho a la protección de datos personales, derecho fundamental a la transparencia, garantías presupuestarias para estos derechos fundamentales a incluir en los cambios a introducir al respecto en la Constitución.

– Elaboración de un programa que permita la entrada en el ámbito de la innovación de empresas españolas de alta tecnologías. Red Cervera de Transferencia Tecnológica. Creación de una Red de Institutos Tecnológicos para salvaguardar la investigación aplicada. Creación de empresas de alta intensidad innovadora, con financiación pública, con especial atención a las PYMES. Eliminación de burocracia y facilitación del emprendimiento con plataformas de formación on-line. Creación del Observatorio de Innovación y Disrupción. Relaciones laborales 2.0. Políticas y ayudas a autónomos para formación y adopción de las TIC.

– Promoción de servicios e información turística a través de las TIC, favoreciendo una cultura digital e innovadora.

– Acercamiento del conocimiento, innovación, Big data, a los ciudadanos del campo y de la industria, mediante redes sociales.

– Fomento del uso de las TIC en educación primaria y secundaria. Interés por la política logística que garantice que todos los centros educativos reciben software gratuito. Desarrollo obligatorio de la competencia digital en todos los centros educativos. Introducción de la enseñanza de la oratoria en la era de las tecnologías de la información. Fomento del Sistema de Conocimiento en la Universidad (I+D+i) que permita a los universitarios formarse en la Sociedad del Conocimiento. Constitución de un Comité de Ciencia y Tecnología Asesor al Gobierno en I+D.

– Participación activa de los ciudadanos en su propio cuidado mediante las TIC y la extensión de la telemedicina. Creación del portal de transparencia sanitaria. Utilización de una tarjeta sanitaria común para todo el Sistema Nacional de Salud. Reforzamiento mediante el Consejo Interterritorial de la única base de datos de población protegida del SNS así como el acceso compartido a la Historia Clínica en todos los centros del sector público del Estado y del privado con respeto a la Ley de Protección de Datos. Actuaciones específicas en materia TIC en relación con los Sistemas de Información Sanitaria.

– En el ámbito de servicios sociales, se incentivará la conciliación laboral mediante el trabajo en red desde el propio hogar.

– Cambio de cultura pública y administrativa a través de la transparencia con la ayuda de las TIC.

Utilización de las TIC en la Administración Judicial, para que se pueda trabajar con archivos digitales que permitan la coordinación mediante medios electrónicos y refuercen su eficacia y eficiencia. Fomento de la implantación en las Administraciones Públicas de sistemas de bases de datos y protocolos de comunicación abiertos.

– Uso apropiado del espacio radioeléctrico y ampliación y despliegue de las redes de telecomunicaciones.

– Plan estratégico de Ciudades Humanas Inteligentes mediante la aplicación adecuada de las TIC.

PARTIDO POPULAR 10 0 59 – Agenda digital (primero, las personas). Alfabetización digital.

·         Mejora de los servicios públicos a través de las nuevas tecnologías en la educación y la sanidad.

·         Impulsar la historia clínica digital y un programa de desarrollo de servicios de teleasistencia y telemedicina.

·         Garantizar el uso de un internet más seguro, reforzando la seguridad de los datos personales, de la privacidad y la portabilidad de la vida digital.

·         Plan integral para la protección de los menores en internet.

·         Proporcionar internet ultrarrápido a todos los ciudadanos que lo soliciten, a través del plan de conectividad de banda ancha de alta velocidad utilizando el satélite, en particular de zonas rurales, eliminando con ello la brecha digital.

·         Conectividad ultrarrápida para todos los centros de salud en colaboración con las Comunidades Autónomas.

·         Promover la integración gradual de la televisión de ultra-alta capacidad.

– La economía digital va a ser eje del crecimiento económico, la creación de empleo, y la mejora de la competitividad en el futuro.

Universalizar la cobertura de la telefonía móvil 4G y extender la cobertura de las redes de fibra óptica de muy alta capacidad como factor productivo básico.

Impulsaremos la tecnología 5G que permitirá el desarrollo de internet de las cosas.

Generalizar el uso de internet a velocidad ultrarrápida y la presencia de nuestras pymes en las grandes plataformas de comercio electrónico para internacionalizarse así como la utilización de los servicios de nube para mejorar la productividad.

Impulsar el proceso de transformación digital a través de la iniciativa Industria Conectada 4.0 que incorporará la tecnología en los procesos productivos.

Impulsar la tecnología aplicada al turismo y desarrollar un programa para que todos los establecimientos hoteleros ofrezcan servicio de internet a alta velocidad.

Facilitar al consumidor a través de medios electrónicos el consumo energético en tiempo real y herramientas para comparar ofertas del mercado.

Promover un plan de formación de trabajadores en toda la cadena de valor y en los principales ámbitos de la economía digital en los que se demandarán empleos de calidad.

Impulsar las tecnologías del lenguaje y la traducción automática en España especialmente en lengua española y lenguas cooficiales.

– Desarrollo mediante las TIC de la economía, mercado y sociedad digital.

Consolidar el desarrollo de la economía digital para los ciudadanos y las empresas a través de las TIC. Se hará una apuesta decidida por la incorporación de las TIC en nuestro sistema productivo y en la Administración.

impulsar desde las políticas públicas la adaptación tecnológica de nuestra economía a la revolución

digital y favorecer las innovaciones que puedan ayudar a incrementar nuestra competitividad mediante planes específicos de incentivos y formación.

Completar el proceso de modernización de las redes de telecomunicaciones, universalizando el acceso de todos los ciudadanos y empresas a la banda ancha ultrarrápida.

Centrarse en los ciudadanos y en ofrecerles mejores servicios públicos a través de las nuevas tecnologías en la educación y la sanidad, potenciando el desarrollo de ciudades inteligentes, sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Una de las prioridades será también en el uso de Internet más seguro, reforzando la seguridad de los datos personales y de la privacidad y, la protección de los menores.

Desarrollo pleno de la economía digital, garantizando que las empresas y, en particular, las pymes se incorporan al mundo digital y aprovechan las oportunidades que se presentan en los próximos años para crear empleos.

– La innovación como eje vertebrador de la Política industrial.

– Impulso del reciclaje pedagógico de los docentes, así como la adquisición de los niveles de competencia necesarios en materias esenciales para su desempeño como las TIC.

Se realizarán las inversiones necesarias para dotar a los centros educativos de los medios para la implantación de las TIC en la enseñanza, evaluando el uso de los recursos, así como los resultados obtenidos. Asimismo, se impulsará el programa de mochila digital y la introducción de materiales didácticos digitales para alumnos y docentes en los distintos niveles educativos. También, la adquisición de certificaciones en TIC, tanto para los alumnos como para el profesorado.

– Utilización de las TIC en la lucha contra la violencia de género.

– Apoyaremos la investigación y la formación en nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, ayudas técnicas, productos, aparatos y dispositivos que puedan contribuir a la vida independiente y a la participación en la sociedad de las personas con discapacidad. Apoyaremos las acciones formativas, destinadas a personas con discapacidad, en el uso de las tecnologías de la información y comunicación.

– Desarrollo de la Diplomacia Digital, avanzando en la incorporación de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación para agilizar la comunicación institucional, ofrecer un mejor servicio a los ciudadanos y potenciar la promoción de nuestra imagen como país y nuestros intereses en el exterior.

– Avanzaremos en la extensión de tres logros fundamentales de esta legislatura: la receta electrónica, la tarjeta sanitaria única y la historia clínica digital para que cualquier ciudadano pueda ser atendido y reciba sus medicamentos en cualquier punto de España.

– Plan de conectividad de banda ancha de alta velocidad para todos los ciudadanos, pymes y autónomos, que ofrecerá conexión a internet de alta velocidad a los que estén ubicados en zonas en la que no se disponga de cobertura de las redes fijas convencionales, eliminando con ello la brecha digital.

– Atención al nuevo turismo digital.

– Agenda Digital de Movilidad en el Transporte.

– Convertir en ciudades inteligentes a todas las localidades de más de 50.000 habitantes, para facilitar la movilidad urbana y mejorar el respeto al medio ambiente.

– Promover un plan para que todos los trámites administrativos puedan realizarse on-line a través de dispositivos móviles y plena incorporación de las tecnologías al funcionamiento de la Administración.

Hacer la administración más transparente a través del acceso a información con datos abiertos.

Fortalecer la ciberseguridad para incrementar la confianza.

Fomentar la contratación pública digital desde las Administraciones Públicas.

– Justicia digital, abierta e innovadora, que cuente con los medios tecnológicos que son una realidad en nuestro día a día, para prestar un servicio de calidad a los ciudadanos y facilitar a los profesionales de la Justicia instrumentos que la doten de mayor agilidad.

Culminaremos la incorporación de las nuevas tecnologías en la Administración de Justicia:

• Promoviendo, entre todas las Administraciones Públicas, un sistema de gestión procesal común único en toda la Administración de la Justicia.

• Creando un punto general de acceso para el ciudadano respecto de todos los servicios relacionados con la Administración de Justicia.

• Desarrollando plenamente la firma electrónica de resoluciones e incorporando las aplicaciones informáticas de Justicia para dispositivos móviles.

• Poniendo en funcionamiento los archivos judiciales electrónicos.

• Continuando con la dotación a todos los Juzgados e instituciones policiales y penitenciarias de videoconferencia para ahorrar tiempo y dinero a los ciudadanos en declaraciones de testigos, peritos, demandantes, demandados y detenidos, con desplazamientos costosos que se podrían realizar desde su ciudad de origen.

– Agenda digital para impulsar el talento.

– Agenda digital del papel de España en Europa y en el mundo: Apoyar la construcción del Mercado Único Digital Europeo.

Impulsar un marco regulatorio comunitario apropiado que favorezca la innovación y garantice un papel relevante de las empresas europeas en el mundo digital.

Consolidar el papel de la industria digital española aprovechando el potencial de iniciativas como el Mobile World Centre de Barcelona.

Promover iniciativas conjuntas en el ámbito iberoamericano en el ámbito de la industria digital como son las ciudades inteligentes, el procesamiento del lenguaje digital o la ciberseguridad.

PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL 11 0 87 – Aplicar políticas transversales con el objetivo de hacer fácil la adaptación de la sociedad a la realidad digital, avanzar en la digitalización del conjunto de la economía, de la administración y de la sociedad asegurando la igualdad de oportunidades en el acceso a las nuevas tecnologías y el reconocimiento de los nuevos derechos vinculados a las TIC.

– Sociedad del conocimiento, sociedad red. Las tecnologías digitales han supuesto una auténtica revolución que nos trae una nueva sociedad: la sociedad en red. Estos nuevos tiempos requieren nuevas políticas. Para el PSOE es fundamental que los valores progresistas (la igualdad, la libertad y la justicia social) impregnen esta nueva realidad que afecta a todas las personas y a todo. Crear una red de Centros de Excelencia en Innovación Industrial (CEII): una red de centros tecnológicos, inspirados en los Advanced Manufacturing Institutes de EEUU y el Fraunhofer-Institut de Alemania.

– La informatización y digitalización de todos los aspectos de nuestra vida profesional y cotidiana requiere medidas contra la brecha digital entre personas de diferentes edades, formación, género o situación geográfica.

– Poner en marcha una Estrategia para potenciar el Conocimiento en la Sociedad Red, que incluirá la creación de espacios de acceso a la formación en el uso avanzado de aquellas herramientas necesarias para tener acceso a la información y la participación, a través de una metodología de aprendizaje que permita acceder a la información y contrastarla, centros públicos de acceso que ya existen en algunas comunidades autónomas, con especial implantación en el medio rural.

• Activar planes para reducir la brecha digital, en cooperación con las CCAA y el sector TIC, con acciones específicas destinadas a colectivos con más riesgo de exclusión digital: personas mayores, personas con bajo nivel de estudios, el espacio rural, personas autónomas y/o micro pymes sin presencia en la red o uso de herramientas TIC para la productividad.

• Crear el Plan para la educación digital a personas jubiladas y mayores de 65 años que permita su incorporación a la sociedad digital y abrirles nuevas perspectivas del conocimiento y relación social.

• Impulsar un plan de igualdad específico para reducir la brecha digital en materia de género, que facilite y promueva una mayor presencia en la Sociedad Digital de las mujeres como creadoras de contenidos en la red y promotoras de proyectos TIC.

• Impulsar el plan “Educación Digital” para promover la utilización de contenidos, recursos y herramientas digitales en todos los niveles del sistema educativo y garantizar la igualdad de oportunidades durante la etapa de aprendizaje, fomentando la divulgación digital y la innovación, incluyendo el aprendizaje de lenguajes de programación, ética digital y ciberseguridad e incorporando el uso de tecnologías

digitales en el proceso de aprendizaje, creando nuevos perfiles formativos que den respuestas a las necesidades de la era digital y haciendo especial hincapié en la ética aplicada al mundo digital y al control de los problemas derivados de la ciberseguridad.

• Poner en marcha un plan soporte a la transformación y adaptación de los medios de comunicación, liderando la consecución de un acuerdo entre agregadores de noticias y medios de comunicación, salvaguardando los derechos a la información de la ciudadanía.

• Crear un Plan para el Conocimiento Público, Accesible y Universal en Red, en formatos libres y reutilizables, de los contenidos de conocimiento generados por la Administración General del Estado (estudios, libros, investigaciones).

• Establecer planes de colaboración de las instituciones públicas con espacios que generan, agregan y permiten el acceso al conocimiento libre, abierto, compartido y de calidad en la red.

• Promover el uso de fuentes abiertas por parte de las administraciones públicas, recuperando el CENATIC (Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación) como centro autónomo y específico.

• Fomentar la participación de la sociedad y el aprovechamiento de las iniciativas ciudadanas ya en marcha para extender un tejido comunicativo en el entorno Red fundamentado sobre los datos abiertos (opendata) y los espacios digitales abiertos.

• Facilitar, en colaboración con las CC.AA., el acceso a la red a todas las zonas rurales, incluidas las de mayor dispersión, dado que facilita la posibilidad de comunicación en tiempo real, el acceso a la formación a distancia y a la sociedad del conocimiento, las relaciones económicas de zonas aisladas y, sobre todo, permite el arraigo y consolidación de las personas en sus áreas de residencia y producción, evitando la desertización del campo.

• Adoptar las medidas necesarias para ofrecer acceso en todo el territorio a banda ancha de calidad para que haya conexión en igualdad de oportunidades para todo el mundo.

• Promover un precio asequible de acceso a internet, con el objetivo de que el servicio, a igual velocidad y calidad, no cueste más que el coste medio del mismo en los países de la UE.

• Aprobar una Ley para regular el desarrollo de los derechos digitales que incluirá:

o Derecho a la formación digital para acceder a todas las oportunidades que ofrece la sociedad en red. En la sociedad red la brecha digital es una brecha de oportunidades.

o Derecho a la neutralidad de red como garantía de un internet abierto, equitativo, innovador y en libertad. Los servicios de conexión a internet fijo o móvil deben garantizar a todo el mundo: el mismo acceso a todos los espacios de internet, que no se ralentice ni corte tráfico alguno, sea del tipo que sea y que todo ello tenga el origen y destino que tenga, salvo los casos específicos de gestión adecuada de red y de legalidad.

o Derecho a la privacidad y protección de datos personales. Hay que garantizar un marco legal efectivo de protección de datos personales, que permita operar de forma consciente, informada y transparente en la relación entre proveedor de contenidos y persona usuaria.

o Derecho a la seguridad y secreto absoluto de las comunicaciones electrónicas y de los datos que circulan por la red, con las salvaguardas de legalidad adecuadas.

o Derecho a la reparación y rectificación en el caso de publicación de posibles delitos o actos en que posteriormente se pruebe su falsedad.

o Derecho al conocimiento, acceso y reutilización de los datos generados y en poder de las administraciones públicas, adoptando una estrategia integral de open data o apertura de datos. Así como también a disfrutar de las innovaciones, creaciones, productos no fungibles y conocimiento generado con presupuesto público.

o Derecho a la gestión del patrimonio y la huella digital.

o Derecho al olvido. Capacidad de borrar la huella digital a petición, siempre que sea razonable, y a disponer de nuestro patrimonio digital (cuentas de correo, de redes sociales, etc.) libremente, pudiendo decidir en cualquier momento que sus contenidos sean borrados o transmitidos libremente a los herederos.

– Innovación administrativa al servicio a la ciudadanía

• Modificar la regulación de los procedimientos administrativos para que desaparezcan definitivamente todas las cargas administrativas que no se deriven de una exigencia de interés general.

• Establecer la cobertura legal y normativa necesaria para propiciar la innovación y la adaptabilidad tecnológica en las Administraciones públicas. Crear un laboratorio de innovación pública con la participación de los particulares y de los propios empleados públicos.

• Retomar los niveles de inversión en tecnologías de la información para obtener una Administración al servicio de la ciudadanía más simple, más ágil, más cercana, y más participativa, ofreciendo servicios electrónicos de la máxima calidad.

• Hacer realidad la Administración sin papeles y la interoperabilidad real entre e intra las administraciones mediante el uso obligatorio de plataformas y sistemas de tramitación electrónicos.

• Extender a todos los procedimientos de la Administración del Estado la posibilidad de utilizar la notificación electrónica. Avanzar hacia la existencia de un registro electrónico único y simplificar el sistema de identificación digital de la ciudadanía ante la Administración.

• Aprobar un Estatuto de los derechos de la ciudadanía en relación con la Administración electrónica que establezca con mayor claridad los derechos y garantías de calidad, de responsabilidad, de seguridad y de gratuidad en el acceso de los ciudadanos y ciudadanas a los servicios públicos electrónicos, además de constituir un auténtico marco relativo a la privacidad y protección de datos. Estableceremos igualmente las condiciones para que la información pública sea abierta y reutilizable.

• Rendir cuentas de manera permanente por parte de las Administraciones públicas ante la ciudadanía. Para cada ámbito de actividad se crearán sistemas de objetivos, variables e indicadores que garanticen el seguimiento continuo y permitan a quienes desarrollan la acción política, la gestión así como a la ciudadanía valorar la eficacia y el impacto de cada actuación pública. Los resultados servirán para proseguir, modificar o abandonar, en su caso, los distintos programas, así como para exigir las responsabilidades que pudieran deducirse por un uso inadecuado de los recursos públicos.

• Impulsaremos el diseño de políticas públicas y de planes estratégicos, así como la evaluación de políticas y programas públicos para mejorar la eficacia, el impacto y la rentabilidad del gasto público. Reforzaremos el papel de la Agencia Estatal de Evaluación y Calidad de los Servicios Públicos, dotándola de medios adecuados, y propiciaremos la participación de la ciudadanía en la mejor gestión de los Servicios Públicos.

– Fomentar la constitución de pymes y cooperativas de profesionales para la constitución de empresas de información digital.

– Economía 4.0 más productiva. Es necesaria la digitalización. Por tanto, hay que elaborar una Estrategia Integral para la Transformación Digital de España que contenga: (1) una hoja de ruta con medidas: la Agenda Digital 2020, (2) una institucionalidad público-privada para gobernarla: el Consejo Nacional para la Transformación Digital y (3) un instrumento para seguir y hacer transparente el progreso de su aplicación: el Observatorio Digital. Esta iniciativa se hará dando participación sector privado, el tercer sector, la ciudadanía y la Universidad. Propuestas:

1. Conectividad digital de calidad para todos.

2. Servicios públicos digitales para un Gobierno innovador, accesible y abierto.

3. Un nuevo modelo económico basado en la Economía Digital y la Sociedad de la Información.

4. Competencias para la inclusión y formación digital.

5. Garantía y promoción de los derechos en la era digital.

– Propuestas de arquitectura inicial del Plan 2030 para el Desarrollo del Mercado Digital de Contenidos y apoyo a la industria cultural.

– Presencia digital en la economía colaborativa.

– Debemos asegurar que los ciudadanos y ciudadanas jueguen un papel activo en la gestión de su enfermedad con la ayuda de las TIC y luchando para superar también la brecha digital en este ámbito.

Hay que acelerar la revolución digital y tecnológica en la Sanidad, con las siguientes propuestas:

1. Desarrollar un Plan estratégico para la renovación tecnológica del Sistema Nacional de Salud con criterios de eficiencia, mediante acuerdos con la industria y las CCAA, para la aplicación de un proceso de compra planificada que permita una inversión que asegure la mejor calidad asistencial.

2. Reorientar la inversión digital hacia el apoyo de los clínicos con el fin de mejorar la calidad de cuidados.

3. Facilitar el acceso a sistemas de apoyo a la decisión clínica a los profesionales.

4. Promover la utilización a escala de avances tecnológicos como los tele-cuidados y la telemonitorización.

5. Extender la prescripción electrónica interoperable en todo el territorio nacional. Es necesaria la alfabetización digital de la personas mayores, debiéndose universalizar el acceso virtual a la historia clínica individual.

– Impulsar la alfabetización digital y el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación de las personas mayores.

– Impulsar un Plan Concertado con las CCAA para la promoción del envejecimiento activo en entornos rurales que incluya luchar contra la brecha digital, generalizar programas de teleasistencia y programas interactivos.

PODEMOS 5 0 20 – Más de diez mil personas han aportado sus ideas en Plaza Podemos, nuestra plataforma para la participación digital, en la elaboración del programa electoral.

– Fomento del emprendimiento en sectores innovadores. Apoyaremos e impulsaremos el emprendimiento en sectores innovadores, particularmente en la economía digital, mediante el impulso de hubs (pequeños centros de negocio) y clústeres de innovación. Favoreceremos el acceso a espacios de trabajo y de coworking (trabajo colaborativo) a las incubadoras de emprendedores y empresas start-up, hasta conseguir crear una red de espacios de colaboración que permitan a pequeños emprendedores la mutualización de recursos, ofrecer servicios compartidos y facilitar la innovación de forma descentralizada, para que la ciudadanía y el tejido productivo se beneficien de ello.

Impulsaremos los fondos públicos de inversión en estos sectores y la colaboración público-privada para producir aplicaciones digitales de interés general. Por otro lado, regularemos la economía colaborativa para dotarla de un marco legal claro y, asimismo, fomentaremos la incorporación de servicios de la economía digital y colaborativa por parte de las administraciones (sharing).

– Las TIC al servicio de la salud: creación de una plataforma digital estatal de acceso a las historias clínicas. A propuesta del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, dinamizaremos la plataforma digital que facilita el acceso a las historias clínicas de los pacientes a cualquier usuario autorizado del sistema sanitario. Gracias a las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC), el acceso a las historias clínicas constituirá una garantía para la salud de los pacientes y un mecanismo de ahorro para el sistema, pues evitará la duplicación de pruebas innecesarias.

– Crearemos un Ministerio de Cultura y Comunicación con un organigrama que se ajustará a las particularidades del ámbito cultural. La compleja integración contemporánea entre la comunicación y la cultura, determinada por la era digital, exige un planteamiento donde se contemplen los dos sistemas en una misma política pública. Era digital en cultura y comunicación, creación de la Dirección General de la Cultura Digital. Creación de canales abiertos de TDT. Plataforma Pública de Cultura Abierta.

– Objetivos en la simplificación de procedimientos administrativos: consolidar una auténtica administración digital que permita a la ciudadanía realizar cualquier trámite de una manera más rápida y ágil, a cualquier hora y desde cualquier lugar, gracias a una ventanilla virtual única. Con ello se evitará el tener que aportar documentación que ya está digitalizada. Incorporar plenamente las nuevas tecnologías en los trámites administrativos. Avanzar hacia la superación de la brecha digital en la sociedad.

Garantizar puntos de asesoramiento permanente, tanto online como presenciales, que a su vez faciliten la tramitación del certificado digital a solicitud de los interesados.

– Gestión eficiente de los ecosistemas urbanos.

– Avanzar hacia la superación de la brecha digital.

– Círculos TIC.

Figura 1: Tabla de referencias TIC en los programas políticos de los cuatro partidos con mayor número de escaños, en las elecciones generales de 2015 (elaboración propia). Las referencias a Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) engloban las literales a este constructo, tanto en acrónimo como desarrollado.

Del análisis de contenidos TIC de los cuatro partidos que han obtenido el mayor número de escaños en el Congreso de los Diputados, se pueden plantear las siguientes conclusiones:

  1. No traducen una política digital que se ordene y organice por un Gobierno digital en sentido estricto, entendido como “la continua optimización en la prestación de servicios públicos, acceso a la información pública y participación ciudadana mediante la transformación interna y externa de las relaciones con base en el uso de las TIC, como actitud política sostenida en el tiempo y en programas políticos llevados a cabo por la Administración Pública”. Como consecuencia de ello, el constructo “política digital” no aparece en los cuatro programas analizados.
  2. Las acciones TIC salpican muchas propuestas políticas pero con diferente relevancia en función de los intereses subyacentes en cada programa electoral. No existe una transversalidad, marco unificado, coherencia, sinergia e integración de las tecnologías de la información y comunicación, vislumbrándose que las actuaciones previstas en este ámbito van a ser responsabilidad de cada Ministerio o Departamento sectorial correspondiente, sin atisbo de estrategia digital alguna.
  3. Se plantean determinadas acciones políticas digitales en sectores estratégicos como economía, educación, servicios sociales y, sobre todo, salud, pero deslavazadas y sin transversalidad digital en estos ámbitos que permita vislumbrar acciones de Gobierno Digital, aunque sí en proyectos innovadores de Administración digital que no es lo mismo. Lo vengo manifestando desde hace muchos años, porque es una confusión conceptual muy peligrosa. No existe una Administración Digital sin Gobierno Digital, no se deben alterar los términos, porque se da el caso de Administraciones que tienen magníficas infraestructuras digitales sin Gobierno Digital alguno o muy desdibujado. La denominada Administración Electrónica (Digital) es la utilización de las Tecnologías de la Información y Comunicación como soporte del Gobierno Digital, como componentes del mismo.
  4. En todos los programas se observa una gran contradicción. Aunque se deduce de su lectura que las TIC constituyen la base para construir la sociedad digital, a la hora de desarrollar este aserto no se tiene en cuenta la inseparable realidad de información más comunicación, lo que supone que las acciones políticas al respecto estén separadas con resultados ineficientes e ineficaces garantizados desde el principio.
  5. Hay que destacar dos enfoques de importancia por su proyección en un hipotético Gobierno Digital. Me refiero a las propuestas sistemáticas de Agendas Digitales por áreas temáticas que hace el Partido Popular, y la propuesta del Partido Socialista Obrero Español sobre una Ley para regular el desarrollo de los derechos digitales de los ciudadanos que incluiría el Derecho a la formación digital para acceder a todas las oportunidades que ofrece la sociedad en red, el Derecho a la neutralidad de red como garantía de un internet abierto, equitativo, innovador y en libertad, el Derecho a la privacidad y protección de datos personales, el Derecho a la seguridad y secreto absoluto de las comunicaciones electrónicas y de los datos que circulan por la red, con las salvaguardas de legalidad adecuadas, el Derecho a la reparación y rectificación en el caso de publicación de posibles delitos o actos en que posteriormente se pruebe su falsedad el Derecho al conocimiento, acceso y reutilización de los datos generados y en poder de las administraciones públicas, adoptando una estrategia integral de open data o apertura de datos. Así como también a disfrutar de las innovaciones, creaciones, productos no fungibles y conocimiento generado con presupuesto público, el Derecho a la gestión del patrimonio y la huella digital, el Derecho al olvido. También, en este Partido, es de sumo interés consultar la propuesta de Estrategia Integral para la Transformación Digital de España que debe contener: una hoja de ruta con medidas: la Agenda Digital 2020, una institucionalidad público-privada para gobernarla: el Consejo Nacional para la Transformación Digital y un instrumento para seguir y hacer transparente el progreso de su aplicación: el Observatorio Digital. Estos planteamientos, aún sin obedecer a patrones de Gobierno Digital en sentido estricto, pueden ser ejemplos muy claros de cómo se puede abordar una estrategia de gran calado político en este país y en este ámbito de actuación.
  6. No se abordan aspectos presupuestarios en las acciones TIC, quedándose en meras declaraciones de principios pero sin atisbo de abordaje político alguno, en estricto sentido del término “político” hilvanado al Gobierno digital correspondiente. Es una realidad insoslayable sobre todo cuando se debería abordar de una vez por todas, por ejemplo, el impacto económico de las infraestructuras digitales que soportan todas las acciones que se quieren desarrollar en este ámbito de las TIC, con un gasto insoportable para el erario público al multiplicarse por 17, al menos, el destinado a infraestructuras digitales de grandes servicios tales como educación y salud.
  7. No se aborda la eMovilidad, entendida como un imperativo categórico constitucional, recogido en la Constitución Española, en una sección, la primera, de los derechos fundamentales y de las libertades públicas, cuando en su Artículo 19, sobre Libertad de residencia y circulación, se dice taxativamente que “Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio nacional”. Esta determinación constitucional debe servir a un Gobierno Digital, respetando igualmente los grandes principios declarados en el Artículo 103 de la carta Magna sobre la Administración que tendrá que desarrollarlo, para obrar en consecuencia con este derecho fundamental, respetando los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación [digitales], con sometimiento pleno a la ley y al Derecho, sirviendo con objetividad los intereses generales.

La gran conclusión es que en los programas citados no se aborda política digital alguna desde la perspectiva de Gobierno digital, con visión de Estado. Siguen enumerándose acciones digitales en múltiples sectores pero sin mezcla de estrategia alguna unificada como marco de actuación del Estado y su proyección adecuada en las Comunidades Autónomas. La estrategia digital es un proceso organizativo mediante el cual el Gobierno Digital correspondiente, a través de la Política Digital, incorpora a sus funciones directivas y funcionales los sistemas y las tecnologías digitales de la información y comunicación, como escenario y motor de su progreso, y como modelo de integración tecnológica orientada a la ciudadanía. Se basa en cuatro pilares básicos de liderazgo en el servicio al usuario interno (empleados públicos) y externo (ciudadanía y Organismos Públicos), sin dejar a nadie atrás, centrados en la excelencia y en el alto rendimiento:

  1. Conocer exhaustivamente las necesidades de las personas usuarias demandantes de los servicios digitales, internos y externos, practicando acciones de Gobierno Digital y Abierto, seguras y atentas a las percepciones de la ciudadanía y de los empleados públicos que tienen la responsabilidad de atenderlas (comunicación y educación proactiva, no reactiva).
  2. Trabajar en clave de interoperabilidad interna y externa, como elemento necesario y clave para el desarrollo eficiente, sostenido y solidario de Gobierno Digital y Abierto, para la construcción de la Administración Inteligente Común en España, Comunidades Autónomas y Europa, así como en su posible proyección mundial al pertenecer a un ecosistema digital de carácter público.
  3. Motivar profesionalmente a las personas y profesionales que intervienen en estos procesos a través de la gestión del conocimiento y del talento, mediante el acceso equitativo a las TIC, como garantía interna para ofrecer, con visión integrada, servicios solventes en el ámbito presencial y telemático.
  4. Insertar los sistemas y servicios informáticos de cada Administración Pública en la actualidad, en los ecosistemas digitales públicos y privados tutelados por el Gobierno Digital correspondiente, con intercambios productivos, eficaces y eficientes, y enmarcados en la legislación vigente, en relación con los derechos reconocidos de acceso electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos (Ley 11/2007).

¿Qué hacer? Solo queda la posibilidad de generación de tejido crítico para el establecimiento de pactos de Gobierno y de Legislatura para desarrollar la ordenación y organización digital en clave de Gobierno Digital, con una estrategia que contemple lo expuesto anteriormente en tal sentido. Ya se ha hecho en otros países, siendo ejemplos muy claros y recientes los de Estados Unidos, Canadá y Chile, con diferentes enfoques pero con el denominador común de implantación de Gobierno Digital. En sucesivos artículos, seguiré avanzando en el desarrollo de la implantación, que no instalación, de la política digital en España con visión de Estado y su proyección en municipios, provincias y Comunidades Autónomas.

Sevilla, 28/III/2016

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s