Eric Clapton visita todos los días el cielo

Hace muchos años regalé a mi hijo un disco de Eric Clapton, Complete Clapton, con canciones que estaban grabadas en la banda sonora de mi vida. Recuerdo que escuchábamos, una y otra vez, Tears in Heaven. Hoy, al leer un artículo magnífico sobre la intrahistoria de esa canción, dedicada a su hijo Conor, que falleció de forma trágica cuando solo tenía cuatro años, ha puesto en marcha la moviola de mi vida, repasando canciones que me aportaron un sentido especial para afrontar aquellos años difíciles en los que una de las dos Españas tenía helado el corazón a un españolito que quería vivir y a vivir dignamente empezaba.

¿Sabrías mi nombre si te viese en el cielo? / ¿Sería lo mismo si te viese en el cielo? / Debo ser fuerte, y seguir adelante. / Porque sé que no encajo aquí en el cielo

Comparto hoy con la Noosfera esta canción preciosa que hizo cambiar a Clapton para luchar cada día por una prioridad: la abstinencia del alcohol para ser más feliz cantando siempre ese homenaje precioso a la vida, Tears in Heaven, muy cerca de su hijo, Conor, compartiendo con él todos los días su particular cielo.

Sevilla, 29/III/2019