Otra Andalucía es posible (V). El estado de la Comunidad.

PARLAMENTO DE ANDALUCIA
Vídeo educativo Conoce tu Parlamento

Durante los días 17 y 18 de septiembre se ha desarrollado en el Parlamento andaluz el debate sobre el estado de la Comunidad Autónoma de Andalucía, lugar donde esperamos todos los andaluces que haya respuesta a los múltiples interrogantes actuales sobre lo que está pasando en Andalucía y que tanto preocupa a miles de personas y familias andaluzas afectadas fundamentalmente por el paro e, ideológicamente, por la corrupción. Así lo ha reconocido la propia Presidenta de Andalucía al inicio de su discurso. Se han tratado muchos asuntos que nos atañen a todos, sin distinción y es importante que si ejercemos la posibilidad real de tener el conocimiento adecuado de lo que ocurre en la Comunidad para poder tomar decisiones informadas, en clave del empoderamiento que debemos desarrollar democráticamente, es imprescindible conocer qué ha ocurrido en el citado debate y qué resoluciones se han aprobado finalmente.

Para empezar, dudo mucho que el debate se conozca por la mayor parte de los andaluces. Menos, que le haya quitado el sueño a alguno. Creo que sería imprescindible en estos acontecimientos transcendentales para la Comunidad, invertir creatividad e iniciativa pública, utilizando masivamente las tecnologías digitales, las redes sociales y los medios de comunicación públicos, como la radio y la televisión pública andaluza, para diseñar unas campañas intensivas preparatorias del debate, de seguimiento del mismo y de presentación de las conclusiones finales, llamadas resoluciones. También, actos públicos específicos, donde no es imprescindible invertir necesariamente dinero público, pero sí tiempo y sedes oficiales, así como la disponibilidad de espacios y personas con responsabilidad política para abrir encuentros de debate y presentación de contenidos a la ciudadanía. Nada de esto ocurre o solo lo conocen los exquisitos de la información y solo se conocen las referencias de los medios de comunicación social, muchas veces no inocentes, así como la posibilidad de acceder a la web oficial de la Junta de Andalucía o del Parlamento, que no son todavía un medio cercano para la mayor parte de los andaluces interesados en participar en esta actividad pública.

Si creemos que otra Andalucía es posible, hay que empezar a desarrollar espacios de información y participación ciudadana, a través de medios oficiales que así lo permitan. La experiencia vasca en este sentido, a través del portal IREKIA, es un ejemplo palpable de que es posible alcanzar objetivos claros en la consecución de un Gobierno abierto y transparente, con amplia participación ciudadana, sin necesidad de que haya portales específicos de transparencia dado que debe ser una actitud que permeabilice permanentemente la actividad política correspondiente sin tener que tener un espacio específico para ella, es decir, para la citada transparencia. Es lo que vengo llamando desde hace años, inteligencia pública digital, que expongo a continuación como base de la política de interés público digital, a través del gobierno abierto correspondiente, creyendo firmemente que la ciudadanía debe tener siempre la palabra en estos espacios de debate:

1. La ciudadanía es capaz de adquirir destreza, habilidad y experiencia práctica de las cosas que se manejan y tratan en la relación con el Gobierno correspondiente y a través de la Administración Pública, con la ayuda de los sistemas y tecnologías de la información y comunicación, nacida [la habilidad] de haberse hecho muy capaz de ella [por la voluntad del Gobierno correspondiente], en el marco de lo propugnado por el Artículo 103 de la Constitución al referirse de forma muy breve (afortunadamente) a la Administración.

2. El Gobierno abierto correspondiente, a través de acciones de gobierno propias y de la Administración Pública, decide y aprueba mediante disposiciones, el desarrollo de la inteligencia pública digital propia, generadora de derechos y deberes en cualquier proyección de interés público, para garantizar la capacidad que tienen las personas, profesionales, organizaciones públicas y privadas, y empresas, de recibir información, elaborarla y producir respuestas eficaces, a través de los sistemas y tecnologías de la información y comunicación.

3. El Gobierno abierto correspondiente, a través de acciones de gobierno propias y de la Administración Pública, decide y aprueba que la inteligencia pública digital permite a la ciudadanía, a la que sirve, adquirir conocimiento por empoderamiento, como capacidad para resolver problemas o para elaborar productos que son de gran valor para el contexto comunitario o cultural en el que viva, a través de los sistemas y tecnologías de la información y comunicación.

4. El Gobierno abierto correspondiente, a través de acciones de gobierno propias y de la Administración Pública, debe saber discernir que la inteligencia digital es un factor determinante de la habilidad social, del arte social de cada ser humano en su relación consigo mismo y con los demás, a través de los sistemas y tecnologías de la información y comunicación.

5. El Gobierno abierto correspondiente, a través de acciones de gobierno propias y de la Administración Pública, debe desarrollar la capacidad y habilidad de las personas para resolver problemas utilizando los sistemas y tecnologías de la información y comunicación cuando están al servicio de la ciudadanía, es decir, cuando ha superado la dialéctica infernal del doble uso, con una vigilancia adecuada por parte de la Administración Pública.

En este marco conceptual e ideológico, sería más fácil comprender las tres intervenciones públicas en el debate del estado de la Comunidad, por parte de la Presidenta de la Junta de Andalucía y de los portavoces del Partido Popular y de Izquierda Unida Los Verdes/Convocatoria por Andalucía. Leerlas detenidamente está bien pero no es suficiente. Necesitaría una explicación pública con detalle, una presentación oficial y un seguimiento reglado de los compromisos adquiridos en las 65 resoluciones aprobadas al finalizar el debate, utilizándose los impresionantes medios digitales que ya están al alcance de millones de andaluces, llamándome la atención a priori, la distribución de las mismas: 1 del Grupo Parlamentario Popular, 30 del Grupo Parlamentario IULV-CA y 34 del Grupo Parlamentario Socialista. Se mostraría una actitud diferente y el conocimiento del debate del estado de la Comunidad en toda su extensión, que nos permitiría ser más libres a los andaluces al conocerse toda la verdad buscada, en clave machadiana, de lo que ocurre en este edificio tan relevante para Andalucía. Ese es el auténtico reto del empoderamiento ciudadano.

Sevilla, 19/IX/2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s