Otra Andalucía es posible (IV). Elogio de lo sencillo y sublime.

MARIA ANGELES NARVAEZ
Mª Ángeles Narváez Anguita

Dedicado a María Ángeles Narváez Anguita, durante la Bienal de Flamenco que se celebra en la actualidad en Sevilla, ejemplo maravilloso de que otra Andalucía es posible a través de mujeres como ella, porque ha hecho real su sueño sublime lleno de grandeza y sencillez, de transmitir la sensibilidad y la expresión de los sentimientos en el flamenco, a través del lenguaje de signos, superándose en la dificultad tan común, pero tan especial en ella, de la soledad sonora de cada día.

He escrito recientemente sobre el elogio de lo sublime, porque ante tanta “ramplonería manifiesta” que nos invade se hace muy difícil hacer sitio a lo sublime, entendido como lo define excelentemente la Real Academia Española: “Se dice especialmente de las concepciones mentales y de las producciones literarias y artísticas o de lo que en ellas tiene por caracteres distintivos grandeza y sencillez admirables. Se aplica también a las personas. Orador, escritor, pintor sublime”. Personas sublimes son aquellas que tienen una forma de pensar llena de grandeza y sencillez, admirables para los demás, que necesitamos encontrar a pesar de la dificultad simbolizada en Diógenes: buscamos personas sublimes, es más, las necesitamos localizar con urgencia ante tanta mediocridad”.

Es verdad, necesitamos encontrar estas personas y Andalucía es un rincón del mundo donde habitan muchas personas sencillas y sublimes, que necesitamos sacarlas a la palestra para aprender de ellas en un mundo que refleja necesidad manifiesta de su especial forma de ser y estar en el mundo nuestro de cada día. He conocido recientemente la existencia en nuestra tierra de una mujer extraordinaria, Mª Ángeles Narváez Anguita, que obedece al patrón señalado anteriormente, es decir, de una grandeza y sencillez admirables. Es una persona ejemplar en el pleno sentido de la palabra, que debemos promocionar en el boca a boca diario, comentarlo con nuestra familia y con los amigos de todos los días, con los compañeros de trabajo, disfrutarlos en nuestra soledad sonora. Nos transmite valores tales como asunción del principio de realidad en la vida diaria, fortaleza ante la adversidad, templanza ante situaciones extremas, afán de superación, obstinación en lo que se cree, autoestima sentida y amor al trabajo bien hecho (el que respetaba siempre Luis Cernuda cuando se acordaba de sus paisanos sevillanos, en Andalucía).

Es probablemente una historia anónima para muchas personas que viven en Andalucía, porque pesan más otras historias muy tristes y decepcionantes en estos momentos. Su historia es una sucesión de acontecimientos que forman un conjunto de experiencias personales que debemos conocer por ser sencillamente ejemplares. Es una sevillana hija de emigrantes, que nació en Aarau (Suiza), en el año 1975, que con solo 6 años de edad y a causa de un producto farmacológico, se quedó totalmente sorda del oído derecho, conservando algunos restos auditivos en el izquierdo, concretamente, deja de oír sonidos por debajo de los 30 decibelios. Finalizó su carrera de danza española en el año 1999, llegando a ser la primera persona sorda en España graduada en esta disciplina por el Conservatorio de Sevilla y pionera en el cante y baile flamenco en lenguaje de signos, que ella considera como su forma de transmitir la sensibilidad y la expresión de los sentimientos en el flamenco. Alterna en la actualidad la venta de cupones de la ONCE con esta expresión de belleza y sensibilidad paradójicamente sonoras.

Lo decía recientemente en el post que indicaba anteriormente: “Estamos viviendo momentos muy difíciles en nuestro país. Necesitamos hoy más que nunca, sin esperar a que terminen las “vacaciones” (metafóricamente hablando), ordenar y organizar la búsqueda de lo sublime en política, por este orden, legitimando mediante ordenamiento jurídico en todos los frentes necesarios, básicamente los que protegen derechos fundamentales, la nueva forma de organizarse el Estado aunque haya que “tocar” la Constitución, única vía para solucionar los graves problemas actuales de la forma de organizarse territorialmente y financieramente en España, con los desajustes clamorosos que existen en la atención urgente a los citados derechos fundamentales, entre los que se encuentra inexcusablemente el del empleo remunerado dignamente”, que tanto hace sufrir a cientos de miles de personas en nuestra Comunidad, convirtiéndose hoy día en un asunto absolutamente prioritario para la política de nuestro ámbito territorial.

En la situación actual tengo que reivindicar de nuevo que nos sobran en Andalucía objetos sublimes, obras faraónicas, proyectos de catetez arquitectónica suprema, inversiones innecesarias, gasto corriente de carácter público que habría que controlar todavía más, frente a cualidades de personas con sublimidad ética sobre todo, es decir, con la grandeza y sencillez de Mª Ángeles, por ejemplo. Por ello, tanta noticia de la peor factura humana que podemos conocer, tanta guerra intestina, corrupción política y la ausencia sistemática de valores en todos los órdenes de la vida, hacen que proclamemos la necesidad urgente de encontrar personas con perfiles sencillos y sublimes. Y Andalucía es una tierra que acoge en la actualidad a muchas personas que pueden mostrarnos que otra forma de hacer las cosas, de hacer política y de gestionar los derechos fundamentales de la ciudadanía andaluza, es sencillamente posible.

Sevilla, 18/IX/2014

6 comentarios en “Otra Andalucía es posible (IV). Elogio de lo sencillo y sublime.

  1. mariangeles narvaez anguita dijo:

    Hola!!!! Soy mariangeles, querìa daryee las gracìas y decirtr que nunca me habìa emocionado tanto un artìculo como el tuyo sobre mì, Gracias y gracias mil!!!!!

    Me gusta

    • jacobena dijo:

      Creo que es lo mínimo que se puede hacer para hacer públicos tus valores. Luis Cernuda, nuestro gran poeta sevillano y universal, lo decía muy bien con hermosas palabras: “el trabajo, con amor hecho, merece siempre la atención de los otros…”

      Un abrazo, lleno de agradecimiento por trabajar de forma tan digna por Andalucía. Necesitamos ejemplos como el tuyo.

      Me gusta

  2. mariangeles narvaez anguita dijo:

    Que verdad màs grande todo lo que dices, le admiro por su inteligencia y el buen deciir y sentir..Que falta hace personas como tú! Con esta valentìa, arte y poderío de saber decir la verdad y lo que necesita el mundo..saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s